Vodafone España redujo inversiones y mantuvo ingresos en último año reportado

Vodafone presentó números de su filial española en su reporte integrado anual con cierre a marzo, en el que destacó inversiones por 635 millones de euros en infraestructura de red para España y habló de eficiencia energética y fuentes renovables como puntos clave en su estrategia local. La compañía sufre abiertamente la complejidad del mercado y busca socio para su red fija mientras aguarda los resultados de la fusión de Orange y MásMóvil.

La información financiera da cuenta de que el Capex anunciado es 10 por ciento menos que los casi 700 millones de euros desembolsados en el periodo previo. Los ingresos se mantuvieron, de hecho crecieron en el orden del 0.3 por ciento hasta 4 mil 810 millones de euros. El Ebitda cayó a 957 millones de euros y el margen se redujo tres puntos porcentuales hasta 22.9 por ciento. El operador informó 319 empleados menos que hace un año –ahora son 3 mil 966– y menos inversiones en formación.

“La actividad comercial se vio parcialmente impactada por la continua competitividad de precios en el segmento de bajo valor”, dijo la empresa y agregó que la base móvil creció hasta 13.5 millones –se mantuvo estable la base pospago– mientras que hubo una reducción en el apartado de banda ancha fija hasta 3 millones de abonados y en el segmento de TV, ahora compuesto por 1.5 millones de clientes. “Lowi creció en 310 mil líneas en el año hasta alcanzar los 1.5 millones”, añadió.

Vodafone prevé ampliar la cobertura 5G al 46 por ciento de la población, llegando a mil municipios para fin de año. En materia de espectro compatible con esa tecnología, el operador recordó que participó con éxito en las subastas de 3.5 GHz y 700 MHz pero se mostró reacio a que la subasta de 26 GHz se haga antes de fin de año: “La mejor alternativa es posponer la subasta en dicha frecuencias uno o dos años mientras el ecosistema madura”. Ese cambio de planes también posibilitaría a las empresas enfocar esfuerzos en el despliegue de las otras bandas, indicó.

El tráfico de datos total en la red móvil se incrementó un 30 por ciento pero, por su plan de eficiencia, Vodafone redujo un 4 por ciento el consumo de energía de red. Además, utiliza el 100 por ciento de la energía eléctrica procedente de fuentes renovables y redujo un 7 por ciento el consumo energético por tráfico de datos, consumiendo un total de 52.8 KWh/Tb. Según el informe, se reciclaron y reutilizaron mil 557 toneladas de dispositivos y se redujo significativamente el uso de papel en sus operaciones.