Vivendi avanza con proyecto para dividirse en cuatro entidades

Vivendi, grupo francés de medios y editorial, reveló que su junta de supervisión aprobó la propuesta para separar al grupo en cuatro entidades diferentes que se encargarán de los diversos negocios de la compañía en publicaciones, contenido e infraestructura, lo que amplía el proyecto original de dividirse en tres compañías.

Mediante la división del grupo espera obtener una mejor valorización de los distintos negocios que componen el conglomerado y dar mejores oportunidades de crecimiento a cada una, especialmente a filiales como Canal+, Havas y Lagardère, que “han experimentado un fuerte crecimiento en un contexto internacional marcado por numerosas oportunidades de inversión”.

En ese sentido, desde diciembre, la compañía comenzó a explorar su división en cuatro entidades. El proyecto se presentó recientemente a la junta de supervisión, que incluye la creación de cuatro compañías: Canal+, Havas, una compañía para distribución y publicación, y una compañía de inversión.

En el caso del Grupo Canal+, Vivendi indica que con un alcance de más de 25 millones de personas en cerca de 50 países, y la adquisición de M7 y SPI, la compañía “está bien posicionada para capitalizar nuevas oportunidades de consolidación a escala mundial”.

Para Havas, compañía de publicidad y relaciones públicas, cuenta con un alcance de más de 100 países, lo que “allana el camino para un desarrollo acelerado y la continuación de su exitosa transformación”.

En cuanto a la empresa de activos en edición y distribución, agruparía la participación mayoritaria de Vivendi en Lagardère y la totalidad de Prisma Media. Lagardère actualmente es el tercer editor de libros para el gran público y el mercado educativo y líder mundial en Travel Retail. 

Finalmente, la sociedad de inversión poseería participaciones financieras cotizadas y no cotizadas en los sectores de la cultura, los medios de comunicación y el entretenimiento. Apoyaría activamente el desarrollo estratégico de las empresas de su cartera y se centraría en la creación de valor y el retorno de capital a sus accionistas, mediante una rotación eficaz de la cartera y una política de reinversión selectiva.

En la reunión del Consejo de Supervisión convocada para el 7 de marzo de 2024, día de la publicación de los resultados anuales de Vivendi en 2023, se presentará una nueva actualización del estudio del proyecto de escisión.

Vivendi aclara que para concretar el proyecto aún se requiere la consulta de los órganos de representación de los trabajadores de las entidades afectadas, las autorizaciones reglamentarias necesarias, las aprobaciones requeridas de los obligacionistas y de los demás acreedores del grupo, así como la aprobación final de los accionistas.