Uruguay reglamentó el registro “No llame”

104

Con el objeto de proteger a los titulares de los servicios de telecomunicaciones en cualquier modalidad de abusos de procedimiento de contacto, publicidad y oferta de servicios no solicitados, Uruguay reglamentó el registro No llame. La novedad, que se desprende del artículo 181 de la Rendición de Cuentas aprobada en noviembre pasado, comenzará a funcionar el 30 de abril próximo.

Los usuarios podrán inscribirse ante sus operadores y quedará en quienes vendan, publiciten u oferten seguir ese registro para no contactar a los que así lo solicitaron. “Quedan exceptuados de la prohibición de comunicación aquellos en los que existe consentimiento o una relación contractual vigente con el usuario, siempre que el contacto refiera al objeto estricto de ese vínculo”, señala el documento.

Recomendamos: 3 claves de la portabilidad numérica que hoy entra en vigencia en Uruguay

Si los usuarios hubieran aceptado ser contactados, estas llamadas deberán ser efectuadas en horarios “razonables”. Será la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec) quien reciba eventuales denuncias por incumplimiento y analice la aplicación de sanciones conforme a lo previsto por la ley. El regulador deberá asegurar el alta en el registro de quien lo haya solicitado en un plazo no mayor a cinco días.

Quedará para los operadores de telefonía la obligación de remitir a la Ursec los números de teléfono de quienes soliciten alta o baja del registro, dar de baja del registro a quienes hubieran cambiado de titular o portado a otro operador, informar a los usuarios la fecha en la que quedará ingresada la solicitud en el registro y conservar por cuatro años la manifestación de voluntad de alta o baja en el registro.