Uruguay | Paganini: “Queremos pasar de ser un polo de negocios a ser un polo de innovación”

El ministro de Industria y Energía, Omar Paganini, disertó, este 2 de agosto, en un almuerzo de negocios organizado por la Cámara de Comercio Uruguay- Estados Unidos. En su intervención resaltó el desarrollo de la industria del software, entre las potencialidades del país, su estabilidad política y jurídica para atraer inversiones, y consideró que Uruguay debe pasar de ser un polo de negocios a uno de innovación.


Acompañaron a Paganini en su presentación “Oportunidades para Uruguay en un mundo de transformación energética e innovación tecnológica”, el ministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial, Raúl Lozano; de Transporte y Obras Públicas, José Luis Falero; el subsecretario del MIEM, Walter Verri y el presidente de Antel, Gabriel Gurméndez.

En su oratoria el secretario de Estado sostuvo que el desarrollo del país debe partir de la libertad responsable. Agregó que cuando se habla de ello se piensa en el desarrollo de las personas, pero también debe entenderse para la economía, para emprender y crear. “Debería ser prácticamente el lema de todo lo que vamos a hacer de aquí para adelante”, dijo.

También expresó que Uruguay deberá pasar de ser un polo de negocios, como lo es hoy, a uno de innovación. Esta oportunidad se basa en sus políticas estables y el ecosistema tecnológico existente. En ese sentido destacó la trayectoria de 30 años de avances del sector software exportador, “pujante y atractivo para el mundo”.

Según expresó Paganini, el Gobierno apuesta a facilitar los emprendimientos privados y a fomentar el interés de aquellos que quieran radicarse en el territorio nacional.

Por otra parte, se refirió a las reformas en seguridad social y educación que están en curso y resaltó el potencial uruguayo para ser líder mundial en nuevos combustibles con base en sus energías renovables, dióxido de carbono (CO2) biogénico e hidrógeno verde.

Aludió a la trayectoria nacional de energías renovables que comenzó en 1930 con la represa del Rincón del Bonete y a la que inició en 2011 incorporando la eólica y la solar. Mencionó la segunda transformación energética y las oportunidades que generarán esos cambios, que traerán, según la hoja de ruta realizada, unos 35.000 puestos de trabajo en el 2040 y cerca de 20.000.000 de dólares de inversión. “Lejos de constituir una actividad meramente extractiva, creará empleo de calidad para los uruguayos”, subrayó.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies