Una ciudad inteligente se trata sobre las personas y no la adquisición tecnológica

Expertos de países asiáticos coinciden en que el éxito de una ciudad inteligente radica en pensar primero en las personas y atender sus necesidades.