sábado, enero 28, 2023
HomeTECNOLOGÍAAppsTribunal de Brasil ordena suspensión de Telegram

Tribunal de Brasil ordena suspensión de Telegram

La Anatel también fue convocada a tomar las medidas necesarias para implementar la orden. Google y Apple deben retirar la app de sus tiendas y los proveedores de Internet deben poner trabas al funcionamiento de Telegram

Ler em português

El ministro Alexandre de Moraes, del Supremo Tribunal Federal (STF), ordenó la suspensión “total e integral” de Telegram en Brasil. También convocó al presidente de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel), Wilson Wellisch, a adoptar todas las medidas necesarias para implementar la orden, ya que la aplicación no tiene oficina en el país.

La decisión extrema se produce tras el incumplimiento parcial o total de las decisiones del STF sobre el bloqueo de los perfiles del bloguero Allan dos Santos, prófugo de la justicia brasileña, y del canal del periodista Claudio Lessa; y sobre la eliminación de un contenido del perfil del presidente Jair Bolsonaro. En estos casos, el principal problema es la desinformación.

“El desprecio por la justicia y la falta total de cooperación entre la plataforma Telegram y los órganos judiciales es un hecho que irrespeta la soberanía de varios países, al no ser una circunstancia que ocurre exclusivamente en Brasil y ha permitido que esta plataforma sea utilizada reiteradamente para la práctica de numerosos delitos penales”, según Moraes.

El ministro ordenó la suspensión total y completa de la operación de Telegram en Brasil hasta el cumplimiento de las seis decisiones judiciales anteriores, incluido el pago de las multas diarias fijadas y la designación de representación oficial en el país.

Recomendamos: Redes sociales combatirán fake news durante proceso electoral en Brasil

Moraes también citó a Apple y Google para que hagan inviable el uso de Telegram y retiren la aplicación de Apple Store y Google Play Store. Las empresas que gestionan los servicios de acceso a la red troncal en Brasil, los proveedores de servicios de Internet y los operadores de servicios móviles personales deben introducir obstáculos tecnológicos a Telegram. El plazo para el cumplimiento de estas medidas es de cinco días.

“Las personas naturales y jurídicas que incurran en conductas en el sentido de utilizar subterfugios tecnológicos para continuar las comunicaciones realizadas por Telegram estarán sujetas a sanciones civiles y penales, de conformidad con la ley, además de una multa diaria de 100 mil reales”, señala el texto.

Además, la multa diaria fijada en determinación anterior “será aumentada en 500 mil reales, a partir de la citación de la empresa Telegram”.

En una nota, la Anatel informó que fue oficiada por el STF y “dispuso la remisión inmediata de la decisión judicial a las entidades que actúan en el sector regulado que sean relevantes para la determinación judicial”.

Proporcionalidad

En Twitter, Caio CV Machado, director del Instituto Vero y doctorando de la Universidad de Oxford, comenta que la determinación lucha por “garantizar la soberanía del Estado y el respeto a la ley”, porque Moraes señala otros problemas en Telegram, además de la desinformación, como el uso para el lavado de dinero y la explotación sexual.

Sin embargo, el investigador señala dos preocupaciones respecto a la medida del STF: la decisión utiliza fundamentos jurídicos frágiles –Moraes utiliza el Marco Civil de Internet para justificar la medida, pero, para Machado, los artículos utilizados se refieren al procesamiento de datos y no necesariamente a la prestación de servicios– y proporcionalidad, ya que millones de personas se verán afectadas por una medida que debería castigar a pocos usuarios.

Mirella Cordeiro
Mirella Cordeiro
Editora, jornalista de temas digitais, de telecomunicações e tecnologia e correspondente da DPL News no Brasil e em português.

LEER DESPUÉS