Tencent anuncia ganancias mientras trata de escapar de la presión antimonopolio de China

Tencent, la compañía tecnológica china de redes sociales (como WeChat) y juegos populares (como PUBG Mobile), informó un aumento del 20 por ciento en sus ingresos correspondientes al segundo trimestre de 2021.

Los ingresos totales fueron de 21.4 mil millones de dólares (138.3 mil millones de yuanes) durante los tres meses que terminaron en junio. Mientras que la ganancia operativa aumentó un 14 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior con 6.6 mil millones de dólares (42.8 mil millones de yuanes).

Uno de los negocios principales de Tencent son los juegos, de los cuales sus ingresos aumentaron un 12 por ciento en general a 43 mil millones de yuanes. La unidad de juegos móviles creció un 13 por ciento con 40.8 mil millones de yuanes, mientras que la de juegos para PC creció apenas un 1 por ciento con 11 mil millones de yuanes para el trimestre.

Los juegos que impulsaron los ingresos de Tencent fueron: Honor of Kings, PUBG Mobile, Valorant, Clash of Clans y Moonlight Blade Mobile.

Para el negocio de redes sociales, Tencent reportó un crecimiento del 9 por ciento a 29 mil millones de yuanes. En tanto, los ingresos por publicidad en línea crecieron un 23 por ciento con 22 mil 800 millones de yuanes.

Tencent trata de pasar desapercibido por reguladores chinos

Hasta ahora, Tencent se ha escapado del escrutinio antimonopolio que han emprendido las autoridades chinas en contra de su sector tecnológico.

Sin embargo, la compañía ha logrado atraer la atención de los reguladores debido a la magnitud y popularidad de su negocio de juegos en línea. En particular, al gobierno le preocupa los efectos dañinos que los videojuegos pueden tener en los niños y adolescentes.

Tencent ha tratado de calmar a las autoridades actualizando su tecnología tanto de juegos como de redes sociales, “de acuerdo con las leyes y regulaciones pertinentes”.

Esta semana, su valor de mercado se desplomó perdiendo más de 50 mil millones de dólares, luego de que lo obligaron a desechar su plan para adquirir China Music Corporation por 5.3 mil millones de dólares para fusionarlo con su servicio de streaming de video DouYu y el editor de videojuegos Huya.