Telefónica trae primera exposición individual de Bill Viola a México

Como parte de sus actividades culturales, Fundación Telefónica Movistar México ha reafirmado su colaboración con uno de sus principales aliados, el Museo Ex Teresa Arte Actual, para traer al recinto del siglo XVII la primera exposición individual de Bill Viola que se exhibe en el país: Tiempo suspendido.

Bill Viola (1951) es un artista contemporáneo estadounidense, originario de Nueva York, pionero del videoarte, en cuya obra combina el aspecto tecnológico con el filosófico, además de que se atuvo siempre al arte clásico y barroco, por lo que es conocido como el Rembrandt del video o el Caravaggio de la alta tecnología.

Así lo explicó el curador y Director de Ex Teresa Arte Actual, Tito Rivas, durante el recorrido guiado para medios de comunicación por la exposición que Fundación Telefónica organizó este martes 7 de junio.

oJpkYAWkA1isjuy6Rs5Hw talaLTzpTV7FJJbl5AMNQHGSbvBnHZqZqodG9bSPmcyAWz bML67ufCOE9Gj3JdYGhadJDzdBsSlQOvNkqVJWxIC90JJ9ZB 5 eyf72rNh6h5 J1mWOPbCmsit8Q

Mientras que Ana de Saracho, directora de Asuntos Públicos, Regulación y Mayorista de Telefónica Movistar México, indicó que el objetivo de la exposición es compartir las bendiciones y ventajas de la tecnología, así como la innovación y la transformación digital que a México le faltan, ya que el país aún tiene una brecha digital.

Rivas expuso que el Ex Teresa es un museo que se enfoca en temporalidad y alberga obras tanto de performance, como de videoarte y arte sonoro. Por ello se vincula con la obra de Viola, ya que su eje principal es la temporalidad y, sobre todo, la ralentización del tiempo.

Te puede interesar: Membrana: breve historia del siglo XXI narrada por la Inteligencia Artificial, por Jorge Carrión

El gestor cultural explicó que, en cuanto a la forma, la obra de Viola se vincula con la tradición pictórica clásica, de donde abrevó las líneas de composición de los grandes artistas de la historia, mientras que, en lo que respecta al fondo, el videoartista fue influido por las filosofías orientales, como el hinduismo y el budismo.

Rivas aclaró que no hay ningún efecto digital en la obra de Viola y expuso que los temas más recurrentes en su obra son: la metamorfosis, la religiosidad, así como la relación del cuerpo con otros elementos, como el agua y el fuego, mediante situaciones temporales y fugaces que expresan una cosmogonía.

A lo largo de la exposición montada en armonía con la arquitectura del exconvento, que se retrasó por la pandemia, pueden apreciarse dos de las obras más emblemáticas del videoartista neoyorquino, como Mujer en llamas (Fire Woman, 2022) y la Asunción de Tristán (2005), además de otras como Tres mujeres, Ablución (Ablutions, 2005), Rendición (Surrender, 2001) y El saludo (The Greeting, 1995).

“A través del congelamiento, Viola nos enseña a ver de otra manera”, comentó Rivas. No es un tiempo suspendido; es un tiempo que sigue su marcha, porque el tiempo no se puede detener”, concluyó.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies