jueves, agosto 11, 2022
HomeCOLUMNISTASSuspensión de Compranet, falla de Hacienda

Suspensión de Compranet, falla de Hacienda

El Economista Jorge Bravo

La suspensión de CompraNet transgrede el derecho de acceso a la información, afecta la transparencia y el derecho a saber sobre contrataciones públicas, dificulta la supervisión del poder, favorece la corrupción y anula la rendición de cuentas.

De por sí es difícil acceder, buscar y encontrar información sobre contratos en CompraNet, su reciente falla técnica y suspensión temporal confirman el desprecio del gobierno por el mantenimiento y actualización de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y la política de opacidad, ocultamiento y limitada rendición de cuentas de la Cuarta Transformación.

La plataforma CompraNet fue creada en 2010 por la Secretaría de la Función Pública como un “Sistema Electrónico de Información Pública Gubernamental”, que después se amplió a “sobre Adquisiciones, Arrendamientos, Servicios, Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas”.

Actualmente depende de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) que dirige Rogelio Ramírez de la O, la misma institución que tiene perfectamente implementado el pago de impuestos a través de Internet.

Como dice el principio del derecho, “quien puede lo más, puede lo menos”. Si se pueden pagar impuestos por la red de forma segura porque eso sí le conviene al gobierno, se puede realizar cualquier trámite con Tecnologías de la Información. CompraNet sirve para realizar procedimientos de contrataciones y cargar información.

Con la suspensión de CompraNet los procedimientos de contratación deberán realizarse de manera presencial, en plena quinta ola de contagios por Covid-19. Realizar trámites presenciales en la era de la información y la revolución digital es un retroceso tecnológico y político. Torna a cualquier gobierno en anticuado, burocrático, ineficiente y opaco, todo lo cual combaten las tecnologías. 

La falla técnica de CompraNet es inverosímil desde cualquier punto de vista, sobre todo porque ya había sido identificada y porque una empresa experimentada es responsable de su desarrollo. La tecnología siempre avisa, los sitios de Internet y las plataformas se vuelven lentos cada vez más y ocurren interrupciones o caídas momentáneas resultado de una infraestructura física y virtual insuficientes u obsoletas. 

CompraNet falló por problema de espacio de almacenamiento de datos en la infraestructura, además de que los equipos físicos que usa la plataforma ya no se encuentran en el mercado.

Para expresarlo de forma clara: el servidor se saturó porque no se previó ni contrató más capacidad de almacenamiento y la tecnología es obsoleta. 

CompraNet ya había sido suspendida para mantenimiento en 2020, cuando el secretario de Hacienda era Arturo Herrera. 

El Acuerdo de suspensión de CompraNet del 18 de septiembre de 2020 señala que “resulta indispensable fortalecer dicho sistema para que opere de manera óptima, para lo cual se hace necesario que la infraestructura tecnológica en que se aloja se encuentre actualizada y cuente con el mantenimiento adecuado para su funcionamiento, acciones que permitirán que CompraNet contribuya a la eficiencia y transparencia de los procedimientos de contratación que realice el Estado”.

Para realizar dicha actualización y mantenimiento de la plataforma tecnológica, y garantizar la seguridad, calidad y adecuado desempeño del sistema, CompraNet se suspendió del 19 al 22 de septiembre de 2020, hace menos de dos años. 

¿Por qué si ya se habían identificado problemas en CompraNet y la plataforma se suspendió cuatro días para actualizarla y darle mantenimiento en septiembre de 2020, por qué volvió a tener fallas técnicas?

Un año antes, el 31 de julio de 2019, el también secretario de Hacienda Arturo Herrera incorporó como un módulo de CompraNet la aplicación Tienda Digital del Gobierno Federal, “para realizar los procedimientos de contratación mediante el uso de catálogos electrónicos que contengan los bienes o servicios objeto de un contrato marco celebrado por la SHCP”.

BravoSolutions es la empresa desarrolladora de CompraNet y la que está a cargo de la infraestructura física. La compañía presume ser un “grupo líder en proporcionar soluciones estratégicas de compras. Nuestra plataforma tecnológica de compras y experiencia profesional ha ayudado a más de 650 compañías”.

BravoSolutions (propiedad del fondo de inversión Italmobiliare) fue comprada por Jaggaer en noviembre de 2017, “convirtiéndose en la empresa independiente más grande a nivel mundial especializada en la gestión del gasto”, compras y aprovisionamiento en 70 países. 

La suspensión de CompraNet se suma al acuerdo del 22 de noviembre de 2021 que estableció como asuntos de “seguridad nacional” todo aquello relacionado a la realización de proyectos y obras a cargo del gobierno asociados a infraestructura. Tanto la falla como el acuerdo obstaculizan la transparencia y el derecho de acceso a la información pública.

Es importante defender el derecho a la información sobre el gasto público y los contratos con los gobiernos. La cultura del expediente y los trámites farragosos en ventanillas son sinónimo de control y corrupción. Las TIC reducen la transaccionalidad, la negociación y el amiguismo entre agentes públicos y privados, causantes de la corrupción.

La falla de CompraNet demuestra que la corrupción ya no es un asunto cultural, como dijera el expresidente Peña Nieto en 2014, sino un problema técnico que puede ser atendido con tecnología cuando sí se utiliza.

Jorge Bravo
Jorge Bravohttps://digipolis.wordpress.com/
Jorge Bravo es Director General en Digital Policy & Law. Presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi).

Publicidad

LEER DESPUÉS