Si tienes un negocio de e-commerce, ten cuidado con los contracargos

Los contracargos o también conocidos como chargeback crecieron hasta un 6 por ciento respecto al año anterior en los primeros 15 días del 2023, de acuerdo con estimaciones de ClearSale.

Víctor Islas, director de Customer Operations LATAM de ClearSale, explicó que el aumento de los contracargos es proporcional a las fuertes ventas que experimentaron las tiendas de comercio electrónico durante la temporada navideña y normalmente aparecen en el estado de cuenta del negocio durante los meses de enero y febrero.

Un contracargo sucede cuando el banco rechaza el pago de una venta a un e-commerce, debido a que se trata de un fraude. La mayoría de los contracargos son realizados por defraudadores profesionales que operan usando bases de datos de tarjetas de crédito y otras formas de pago digitales que compran en la dark web.

Esas bases de datos les permiten a los estafadores usar bots para realizar compras en múltiples sitios Web. Al lograr concretar estas transacciones, los defraudadores

incluso reciben los productos por paquetería, para posteriormente revenderlos en tianguis o en otros marketplace.

Te puede interesar: Live shopping, tendencia en crecimiento para las nuevas generaciones

El problema es que cuando el titular de la tarjeta reporta a su banco la compra ilegítima, el cargo es cancelado, pero el banco no se hace responsable del fraude, sino que los e-commerce son los responsables de pagar los platos rotos asumiendo el costo total de la transacción.

Esta situación afecta la economía de los pequeños negocios, que son los que normalmente no cuentan con soluciones de seguridad para la prevención de fraudes. El experto de ClearSale asegura que aunque es muy difícil revertir los contracargos ya efectuados, sí es posible evitarlos en el futuro.

“Este problema se soluciona con un Servicio de Prevención de Fraudes de segunda generación que emplea tecnologías como la Inteligencia Artificial (AI) y el Aprendizaje Automático (ML)”.

“Dichos servicios están diseñados para bloquear los intentos constantes de fraude y, por lo tanto, son capaces de disminuir drásticamente los contracargos. Nuestros servicios son tan avanzados que en el remoto caso de que un defraudador logre penetrar el sistema, nos comprometemos a reembolsar al e-commerce los contracargos”, explicó Islas.