Sector TIC entre países de la OCDE crece más que la economía en general

Crédito: Adobe Stock

El sector de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) dentro de 27 países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) creció a una tasa del 7.6 por ciento a lo largo del 2023, superando ampliamente la tasa de crecimiento total de la economía, según revela el nuevo estudio Perspectivas de la Economía Digital de la OCDE 2024.

Según el primer volumen del estudio publicado por la organización, en el periodo de estudio de los pasados 10 años –entre el 2013 al 2023–, el sector de las TIC creció a un ritmo promedio anual de 6.3 por ciento, unas tres veces más rápido que el resto de la economía.

Pese al rendimiento positivo general, la OCDE también advierte respecto a las diferencias registradas entre los países miembros, con una de 10 puntos porcentuales entre los países con mejores y peores resultados. Sin embargo, explica también que estas diferencias se han reducido a lo largo de los años, ya que mientras que en 2011 había una diferencia de 13 veces de crecimiento entre el primer y el último cuartil, en el 2023 se ha reducido a solo dos veces.

Por otro lado, además de la publicación periódica de información de parte de países de la OCDE, la edición del estudio de este año se enfoca también en destacar la importancia de contar con estadísticas adecuadas y a tiempo para la medición de la economía digital. Alerta que mientras la mayoría de las estadísticas nacionales se centran en la adopción de tecnologías por parte de los ciudadanos y los hogares, estos aún no incluyen lo necesario para medir el verdadero valor monetario del sector.

“La adopción y la intensidad de las actividades digitales en nuestra vida cotidiana son de gran interés. Sin embargo, estas métricas no producen una estimación monetaria del nivel de producción asociado a la transformación digital ni cuantifican las ganancias de eficiencia derivadas del cambio de los procesos de producción. Esta falta de relación directa entre el valor de la producción asociada a la actividad digital, o las ganancias de productividad derivadas del uso de tecnologías digitales, sólo ofrece una imagen parcial del impacto de las tecnologías y los datos digitales en los indicadores macroeconómicos tradicionales”, explica.

El estudio resalta el uso de las tablas digitales de suministro y uso (DSUT, por sus siglas en inglés) como una alternativa para medir el impacto del sector digital, y que ya comienzan a ser utilizadas por algunos países, aunque reconoce que su implementación en los sistemas de estadística nacional requerirá tiempo.

Alta adopción y altos riesgos de IA

El estudio también aborda el tema de adopción de la Inteligencia Artificial (IA), que prácticamente muestra una tendencia al alza en casi cualquier métrica, ya sea inversión, adopción o riesgos.

Según la OCDE, la inversión en IA Generativa ha crecido de mil 300 millones de dólares en 2022 a 17 mil 800 millones de dólares en 2023, mientras que paralelamente se ha producido un aumento de 53 veces en los incidentes y peligros de IA Generativa reportados por medios de noticias de renombre a nivel mundial desde finales de 2022.

La adopción de la IA se concentra en el sector TIC, donde un promedio del 28 por ciento de las empresas de TIC utilizó IA en 2023 en la OCDE, más que cualquier otro sector. En ese sentido, advierte que para que los beneficios de la IA sean ampliamente compartidos, las tasas de difusión deben aumentar en otros sectores.

Persisten brechas de conectividad

En cuanto al uso de Internet en los países de la OCDE, el estudio revela que la incidencia y frecuencia han aumentado rápidamente, pero aún hay brechas que se deben atender.

Según cifras de la organización, entre los adultos de 16 a 74 años de edad, más de nueve de cada 10 (93%) –ó 945 millones de personas– utilizaron Internet al menos una vez en los últimos 12 meses. Más de cuatro de cada cinco (87%) –ó 888 millones de personas– utilizaron Internet a diario o casi a diario. Comparado a 2005, los porcentajes eran de sólo uno de cada dos (52%) y uno de cada tres (32%), respectivamente.

También lee: Brecha de género en uso de Internet móvil se reduce por primera vez desde la pandemia

Entre los más avanzados se encuentran países como Dinamarca, Corea, Finlandia, Islandia, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Reino Unido, Suecia y Suiza, donde más del 97 por ciento de la población utilizó Internet en los últimos tres meses.

Por el contrario, más del 15 por ciento de la población adulta no había utilizado Internet en los últimos tres meses en Colombia, Grecia, México y Estados Unidos.

“Los índices de adopción de Internet han ido convergiendo en los países de la OCDE. Sin embargo, sigue existiendo una importante brecha digital en relación con el resto del mundo, donde vive más del 80 por ciento de la población mundial. Sólo la mitad de la población de los actuales países de renta baja y media está en línea. Entre la población de los 28 países de renta baja, sólo uno de cada cinco utilizó Internet en los últimos tres meses”, alerta la organización.

Pese a ello, también reporta que ciertas brechas de edad, educación y género se han ido cerrando en los países de la OCDE a un ritmo de tres puntos porcentuales por año desde 2010.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies