Retraso de 5G en Brasil podría provocar pérdidas de 25 mil millones de reales: Ericsson

5G está revolucionando el mundo incluso antes de su llegada, debido a que los países deben definir normas y subastar espectro para esta nueva conectividad. La subasta de 5G en Brasil programada inicialmente para marzo de 2020 podría posponerse hasta 2021, ya que se deben resolver aspectos de interferencia con el servicio de televisión por satélite.  Este retraso podría costar hasta 25 mil millones de reales en pérdidas fiscales, según Ericsson.

Los datos del fabricante de telecomunicaciones sueco provienen de un estudio de las proyecciones de ingresos e inversiones de los operadores brasileños para la implementación de 5G, y el análisis también señala que, además de retrasar la adopción de la tecnología en Brasil, una nueva fecha reduciría los ingresos de los operadores debido al alto costo del espectro.

El estudio señala que Brasil dejará de recaudar 25 mil millones de reales en impuestos. “Es un aplazamiento que traerá efectos económicos. Se venderán menos terminales, los ingresos disminuirán y el impacto en la cadena de valor se centrará en los ingresos”.

Recomendado: Proveedores pequeños interesados en licitación 5G de Brasil

Para Tiago Machado, director de Relaciones Gubernamentales de Ericsson, el argumento de interferencia es una “falacia”. Explica que la migración de las antenas parabólicas a la banda KU, estudiada como una solución, es irresponsable, ya que generará un costo de 3 a  10 mil millones de reales.

Interferencia

Los operadores señalan que la programación de TV satelital que se encuentra en la banda C sólo se puede ver en otra banda, la banda Ku, una vez que los 12 millones de hogares tengan nuevos kits, y esta migración podría durar hasta tres años, y hasta entonces 5G no puede ser accionado.

Esta conclusión proviene de un estudio formulado por los operadores. La interferencia de 5G en las señales de antena parabólica puede causar costos que varían en miles de millones de reales.

Se estima que la instalación de filtros en las antenas parabólicas actuales costará 460 millones de reales, mientras que la migración de los televidentes a la banda Ku costaría 9.6 mil millones de reales. La Asociación Brasileña de Radio y Televisión (Abratel) estima un gasto de 2.9 mil millones de reales si se implementa la migración de los canales de transmisión satelital de banda C a la banda Ku.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies