domingo, septiembre 25, 2022
HomeTRANSFORMACIÓN DIGITALCiberseguridadReino Unido anuncia nuevas reglas para proteger redes de telecomunicaciones

Reino Unido anuncia nuevas reglas para proteger redes de telecomunicaciones

El gobierno del Reino Unido, a través del Departamento para lo Digital, la Cultura, Medios y el Deporte, anunció que establecerá un nuevo conjunto de reglas que tendrán que cumplir los operadores de redes públicas de telecomunicaciones para incrementar la seguridad y su protección frente a posibles ciberataques, con la amenaza de ser multadas por incumplir la nueva reglamentación.

El gobierno impulsará nuevos estándares de seguridad y acciones específicas que deberán cumplir los operadores de redes móviles y de banda ancha, acorde a las nuevas facultades otorgadas por La Ley de Telecomunicaciones publicada el pasado noviembre.

“Las nuevas regulaciones de seguridad de telecomunicaciones estarán entre las más estrictas del mundo y brindarán protecciones mucho más rigurosas”, afirma el Departamento en un comunicado.

Se espera que los nuevos reglamentos sean debatidos “a la brevedad” como legislación secundaria en el Parlamento, junto con un proyecto de código de prácticas que brindará orientación sobre cómo los proveedores pueden ejercer su cumplimiento.

Las nuevas regulaciones y el código de práctica fueron desarrollados por el Centro Nacional de Seguridad Cibernética y la Oficina de Comunicaciones (Ofcom). Estas nuevas medidas abarcan los equipos electrónicos y el software de las antenas de telefonía y las centrales telefónicas que gestionan el tráfico de Internet y las llamadas telefónicas.

Actualmente, los proveedores de telecomunicaciones son responsables de establecer sus propios estándares de seguridad en sus redes. Sin embargo, una revisión realizada por el gobierno encontró que a menudo estos tienen pocos incentivos para adoptar las mejores prácticas de seguridad.

Entre las nuevas medidas que deberán cumplir los operadores se encuentran: identificar y evaluar el riesgo de cualquier equipo “Edge” que esté directamente expuesto a posibles atacantes; mantener un control estricto de quién puede hacer cambios en toda la red; protección contra ciertas señales maliciosas que ingresan a la red que podrían causar interrupciones; tener una buena comprensión de los riesgos que enfrentan sus redes; y asegurarse de que los procesos comerciales respalden la seguridad.

Ofcom supervisará, monitoreará y hará cumplir esta nueva legislación, además de que contará con nuevas facultades para realizar inspecciones de las instalaciones y sistemas de las empresas de telecomunicaciones para garantizar que cumplan con sus obligaciones.

En caso de que las empresas de telecomunicaciones incumplieran con las nuevas medidas, el regulador podrá imponer multas de hasta el 10 por ciento de la facturación o, en el caso de una infracción continua, 100 mil libras (115 mil 200 dólares) por día.

El Departamento afirma que estas medidas “mejorarán la resiliencia cibernética del Reino Unido mediante la incorporación de buenas prácticas de seguridad en las decisiones de inversión a largo plazo de los proveedores y el funcionamiento diario de sus redes y servicios”.

El propósito, según el gobierno, es proteger los datos procesados ​​por las redes y servicios de los operadores, y asegurar las funciones críticas que les permiten ser operados y administrados, así como proteger el software y los equipos que monitorean y analizan sus redes y servicios.

Efrén Páez Jiménez
Efrén Páez Jiménez
Efrén Páez Jiménez es economista

Publicidad

LEER DESPUÉS