lunes, octubre 3, 2022
HomeDPL NEWSReino Unido abre investigación sobre compra de Activision por Microsoft

Reino Unido abre investigación sobre compra de Activision por Microsoft

La autoridad antimonopolio británica comenzó a investigar la adquisición de Activision Blizzard por parte de Microsoft.

La Autoridad de Competencia y Mercados (CMA, por sus siglas en inglés) del Reino Unido abrió una investigación formal sobre el acuerdo de Microsoft para adquirir Activision Blizzard, el estudio creador de videojuegos como Call of Duty, por 68.7 mil millones de dólares.

La autoridad antimonopolio británica inició la pesquisa para recibir comentarios de cualquier parte interesada antes de embarcarse en una investigación más profunda de fase 2 para indagar si el acuerdo es anticompetitivo y representa violaciones antimonopolio en el Reino Unido.

La convocatoria para los comentarios de las partes interesadas estará abierta hasta el próximo 1 de septiembre.

Entre las áreas que evaluará se encuentran: si el acuerdo conduce a precios más altos, menor calidad o menos opciones y su impacto en el ecosistema de juegos.

“La Autoridad de Competencia y Mercados (CMA) está considerando si es o puede ser el caso de que esta transacción, si se lleva a cabo, dará lugar a la creación de una situación de fusión relevante bajo las disposiciones de fusión de la Ley de Empresas de 2002 y, si entonces, se puede esperar que la creación de esta situación resulte en una disminución sustancial dentro de la competencia dentro de cualquier mercado de bienes o servicios en el Reino Unido”, detalló la CMA.

Si la adquisición sigue adelante, será uno de los acuerdos de fusiones y adquisiciones más grandes de la historia, protagonizado por una de las compañías tecnológicas más grandes del mundo y algunas de las marcas más populares de entretenimiento digital, que además de Call of Duty también incluyen World of Warcraft y Candy Crush.

La investigación antimonopolio es un movimiento bastante rutinario. Como señala la CMA, el acuerdo será revisado por las autoridades de competencia de todo el mundo y el regulador británico se comprometerá con sus contrapartes según corresponda”.

La CMA señala que su criterio más formal para evaluar las investigaciones es que puede hacerlo en los casos en que dos o más empresas dejen de ser distintas y la facturación en el Reino Unido de la empresa adquirida supere los 70 millones de libras esterlinas, o las dos empresas suministren/adquieran al menos el 25 por ciento de los mismos bienes o servicios suministrados en territorio británico y la fusión aumente la cuota de suministro.

Estados Unidos tiene un conjunto similar de reglas para iniciar investigaciones antimonopolio y, como era de esperar, la Comisión Federal de Comercio (FTC) de Estados Unidos también está investigando el acuerdo. Se sabe que los reguladores tumban o agregan disposiciones a los acuerdos de compra, o también los autorizan.

Publicidad

LEER DESPUÉS