MTC reduce tarifas de la red dorsal de fibra en 201 localidades rurales de Perú

Según previsiones del MTC, las nuevas tarifas duplicarán la demanda de servicios de portador de la red dorsal en el primer año de aplicación.

Por primera vez desde que el proyecto entró en operación, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) de Perú actualizó la tarifa del servicio portador de la Red Dorsal Nacional de Fibra Óptica (RDNFO).

La dependencia redujo el precio que cobra la red a los operadores comerciales en 201 localidades rurales del país, con el objetivo de propiciar un mayor aprovechamiento de la infraestructura, pues hasta ahora se usa sólo alrededor del 8 por ciento de su capacidad instalada.

A través de la resolución directoral 0367-2023-MTC/26, el MTC fijó nuevas tarifas del servicio portador según los siguientes cuatro rangos de velocidades:

Rango de velocidadesTarifa por Mbps (en dólares sin UGV)
Hasta 80 Mbps11
80 a 200 Mbps3.5
200 a 1 Gbps1.3
Mayor a 1 Gbps1.1

Estas tarifas son aplicables a 201 localidades rurales de 137 provincias del país, que representan 70 por ciento del total de 286 distritos donde la red dorsal es el único oferente de servicios de portador o compite con dos o tres proveedores privados.

Algunas de las localidades incluidas en los nuevos precios son Chachapoyas, Bagua y Luya, en el departamento de Amazonas; Huari, Corongo, Pallasca y Pomabamba, en Ancash; La Mar, Huamanga y Lucanas, en Ayacucho; San Miguel, Canas y San Marcos, en Cajamarca; Carabaya y Melgar, en Puno, entre otras.

Los nuevos precios también se otorgarán en el caso de los proyectos regionales de conectividad.

Con esta medida, el MTC busca incrementar la demanda del servicio de portador que brinda la red dorsal de fibra óptica e incentivar la expansión del acceso a Internet bajo mejores tarifas para las personas.

Destacado: Perú reinicia la búsqueda de un operador para la red dorsal de fibra

Se espera que los nuevos precios permitan que la RDNFO duplique su demanda durante el primer año de aplicación, y que aumente la competencia en la prestación de servicios finales.

El MTC también proyecta que las nuevas tarifas fomenten la aparición de nuevos operadores que ofrezcan el servicio de Internet en las localidades cercanas a los nodos de la red dorsal, y así establecer relaciones de largo plazo con las empresas.

Desde septiembre de este año, el Ministerio comenzó a estudiar una actualización de los precios del servicio portador de la red dorsal de fibra óptica, con el fin de que el proyecto pueda tener un mejor aprovechamiento y retorno de inversión.

La red dorsal ha presentado diversos problemas en su modelo de negocios desde su arranque de operaciones en 2016, lo cual ha generado un nivel muy bajo de uso de su infraestructura y costos de operación por encima de los ingresos que puede obtener.

Azteca Comunicaciones comenzó como concesionario del proyecto hasta que lo abandonó a principios de 2022. La compañía alegaba que el modelo de negocios había quedado obsoleto, lo cual le impedía que fuera sostenible.

Por eso, el Programa Nacional de Telecomunicaciones tuvo que entrar como operador provisional y a la fecha se mantiene como tal, ya que el gobierno también ha tenido dificultades para encontrar a un nuevo concesionario.

Te recomendamos: Azteca Comunicaciones inicia arbitraje contra Perú por la red dorsal de fibra óptica

Mientras Pronatel funge como el responsable temporal de la red dorsal, el gobierno está desarrollando un nuevo modelo económico para el funcionamiento de la RDNFO con miras a reencauzar el proyecto de lograr que tenga más clientes, de forma que pueda contribuir al cierre de la brecha digital.

La red dorsal nacional se planteó como uno de los grandes proyectos de conectividad públicos en Perú. El gobierno aspiraba a que la RDNFO fuera proveedora de los operadores comerciales e incentivara la expansión del acceso al Internet de banda ancha.

Sin embargo, pronto para las empresas de telecomunicaciones fue más factible desplegar sus propias redes de fibra y la red dorsal no recibió la demanda que esperaba, aunado a que sus tarifas ya no eran competitivas en este nuevo contexto de superposición de infraestructura.

Ahora el MTC pretende que la actualización tarifaria remedie parte del problema de falta de demanda de la red dorsal. Y se prevé que haya una siguiente revisión de los precios dentro de 12 meses.