Qualcomm y Samsung extienden colaboración en patentes

Qualcomm y Samsung anunciaron el “fortalecimiento de su asociación estratégica” mediante la extensión de sus acuerdos de licencias móviles, así como una mayor colaboración para la integración de la línea de procesadores Snapdragon en productos Galaxy.

En un comunicado conjunto, ambas compañías anunciaron extender el acuerdo de licencias para tecnologías móviles 3G, 4G, 5G y la próxima a desarrollarse (6G) hasta finales de 2030. Ambas compañías son líderes en el desarrollo de patentes de tecnologías móviles.

Asimismo, anunciaron una expansión del acuerdo sobre su colaboración en las plataformas Snapdragon para futuros productos premium Samsung Galaxy, incluidos teléfonos inteligentes, PC, tabletas, Realidad Extendida y más.

Desde principios del año, comenzaron a circular rumores entre medios surcoreanos que aseguraban que Samsung pausaría el desarrollo de sus chipsets Exynos para las siguientes dos generaciones de su buque insignia: Galaxy S23 y S24.

Según los reportes, Samsung buscaría el desarrollo de un nuevo procesador de gran potencia y bajo consumo energético exclusivo para esta línea de productos premium. Estos rumores no han sido confirmados por la compañía surcoreana.

Por varios años Samsung acostumbraba a equipar sus propios chipsets Exynos para los modelos vendidos en mercados como Europa y América Latina, mientras que los modelos con Snapdragon eran exclusivos para Estados Unidos, China y Japón.

En el caso del modelo más reciente, el S22, los modelos con Exynos llegaron únicamente a Europa, reduciendo su importancia para el fabricante surcoreano. De hecho, fue Cristiano Amon, CEO de Qualcomm, quien reveló recientemente que al menos 75 por ciento de los modelos más recientes de Galaxy S están equipados con procesadores Snapdragon.

Qualcomm reporta alza en ventas, advierte por desaceleración

Qualcomm reportó resultados sólidos al tercer trimestre fiscal de 2022, con un alza de 36 por ciento de sus ingresos hasta un total de 8 mil 060 millones de dólares, y un crecimiento de 84 por ciento de la utilidad neta hasta los 3 mil 730 millones de dólares.

Las ventas por tecnología celular se elevaron 45 por ciento hasta los 9.37 mil millones de dólares durante el periodo de abril a junio de 2022, impulsados principalmente por ventas de dispositivos (59%), automotriz (38%), IoT (31%) y componentes de radio (9%). Las ventas por licenciamiento reportaron un alza de 2 por ciento año con año al segundo trimestre fiscal.

Sin embargo, el Director Financiero, Akash Palkhiwala, advirtió que se espera “que la elevada incertidumbre en la economía global y el impacto de las medidas de Covid-19 en China provoque que los clientes actúen con cautela en la gestión de sus compras en la segunda mitad”.

Samsung comienza a sentir efectos inflacionarios

Samsung reportó ingresos consolidados al segundo trimestre por 77.2 billones de wones coreanos (59.5 mil millones de dólares), lo que representa un alza de 21 por ciento año con año. Sin embargo, la compañía advirtió que la demanda se contrajo trimestre a trimestre derivado de conflictos geopolíticos y presiones inflacionarias.

La división DX, encargada de la venta de dispositivos, electrodomésticos y redes móviles, reportó un alza en ventas de 22 por ciento año con año hasta un total de 36.4 billones de wones. Sin embargo, las ventas retrocedieron 8 por ciento trimestre a trimestre conforme se desinfla la demanda extraordinaria de dispositivos por la pandemia y avanza la incertidumbre macroeconómica global.

La división de soluciones para dispositivos, que incluye la venta de chips y memorias, reportó un alza interanual de 24 por ciento al segundo trimestre de 2022, seguida de la división de sonido Harman que avanzó 23 por ciento. La venta de displays y pantallas, por su parte, reportó también un rendimiento positivo de 12 por ciento durante el mismo periodo.

El resultado operativo de Samsung al segundo trimestre de 2022 se ubicó en 14.1 billones de wones, tras elevarse en 12.7 por ciento, mientras que los beneficios netos aumentaron un 15.3 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior a 11.1 billones de wones.