Predicciones DPL 2024 | Industria satelital: más LEO, crecimiento de HAPS y aceleración de comunicaciones D2D 

La industria satelital se prepara para un año lleno de novedades y desafíos, tanto en América Latina como en el mundo, entre los que se encuentran la ampliación de los servicios satelitales directo al consumidor y como complemento para las redes celulares, la necesidad de la industria por más espectro radioeléctrico, y el crecimiento de modelos como los sistemas de estaciones en plataformas a gran altitud (HAPS) y satélites de órbita terrestre baja (LEO).

Alternativas para conectividad ubicua

Uno de los principales avances que se han registrado en la industria satelital es la proliferación de constelaciones avanzadas satelitales, compuestos por cientos o miles de satélites LEO, que se enfocarán en ofrecer servicios de banda ancha, detección remota o posicionamiento global, para atender principalmente casos de uso empresariales, pero también resolver algunos retos de conectividad entre usuarios finales.

Entre las constelaciones de mayor perfil dentro del segmento LEO se encuentran SpaceX, OneWeb y Kuiper, todas con lanzamientos de servicios preparados para 2024.

OneWeb espera iniciar la comercialización de servicios de conectividad en 2024 para empresas de América Latina y gobiernos en México y Brasil. 

Por su parte, después del lanzamiento de su prototipo en 2023, Amazon continuará con pruebas para la oferta de servicios mediante el sistema Kuiper a lo largo de 2024. El proyecto implica una constelación de aproximadamente 3 mil 236 satélites LEO.

HAPS podrían servir como sistemas complementarios a las constelaciones LEO y ayudar a ofrecer cobertura en zonas rurales o subatendidas por redes terrestres.

Aliados y rivales

Mientras que las industrias satelital y celular se enfrentan constantemente por un mayor espacio de asignación de las frecuencias de espectro radioeléctrico, ha comenzado a surgir también un espacio de colaboración entre ambas infraestructuras para ampliar los servicios de conectividad.

Entre estos proyectos se encuentran el uso de sistemas HAPS equipadas con antenas 5G que, al operar a una altura relativamente más cercana a la Tierra de entre 20 a 50 Km, ofrecen una señal más fuerte y una menor latencia, por lo que pueden ser más aptos para atender comunicaciones en tiempo real, como video u operación remota de maquinaria.

La industria de las telecomunicaciones se ha sumado a la búsqueda por obtener más espectro para HAPS. Durante la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de 2019 se acordó la asignación de nuevas bandas más amplias alrededor de 26 y 38 GHz. Además, se concedieron licencias experimentales para la Banda E (71 a 86 GHz).

En 2022, Airbus adelantó que su subsidiaria Zephyr, para la operación de HAPS, estaría operativa en 2024 para servicios de banda ancha y observación terrestre.

Adicionalmente, se ha acelerado la integración de comunicaciones directas satelitales al dispositivo (D2D) en los más recientes modelos insignia de fabricantes como Apple y Huawei. 

Esta integración permitiría compensar la falta de conectividad en zonas remotas o rurales mediante el acceso a satélites geoestacionarios (GEO) o LEO que puedan ofrecer servicios básicos como llamadas o texto.

Starlink planea la oferta de servicios de texto directamente con dispositivos celulares en 2024, con la posibilidad de ampliarlos a datos y voz en 2025. Telefónica Global Solutions sería uno de los primeros socios de la satelital para la oferta de servicios de conectividad para empresas.

Mientras que esta característica fue por primera vez integrada en el Release 17 del 3GPP para incluir el soporte de redes satelitales a sistemas 5G, en el Release 18 -a ser liberado en los siguientes meses- se esperan mejoras como backhaul con retraso cambiante, así como soporte para función de plano de usuario (UPF) desplegado en satélites GEO con gNB en tierra.

Una de las primeras empresas en aprovechar estos estándares es la española Sateliot, que mediante una constelación LEO de nanosatélites ofrecerá servicios de conectividad 5G para Internet de las Cosas (IoT) a nivel global. La compañía espera lanzar al espacio 64 nanosatélites durante 2024.

Nanosatélites, democratizando el acceso al espacio

Al ser menos costosos y menos complejos, el segmento de satélites más pequeños, como minisatélites o nanosatélites, se ha convertido en una de las principales alternativas en la región para abordar los costos y la complejidad de operar desde el espacio.

El mercado de nanosatélites llegaría a un valor global de 3.6 mil millones de dólares a 2024, según la estimación de Research and Markets, tras una tasa de crecimiento ponderada anual de 19.8 por ciento desde 2019.

Países como Argentina, Ecuador, México y Perú han realizado lanzamientos de los llamados satélites pequeños (smallsats), que no sólo cubren necesidades básicas de comunicación, también otros programas de exploración espacial como observación terrestre, investigación, monitorización del clima en la Tierra, prevención de desastres o tareas de seguridad.

Es de esperar que en 2024 las agencias espaciales nacionales, instituciones públicas como universidades o de investigación, así como compañías privadas impulsen nuevos programas de lanzamiento de nanosatélites para cubrir sus necesidades de comunicación espacial sin tener que invertir grandes montos de capital en dispositivos más tradicionales.

dplnews predicciones 2024 jb191223

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies