martes, noviembre 29, 2022
HomeCOLUMNISTASPor qué la huelga en Telmex

Por qué la huelga en Telmex

Proceso Jorge Bravo

El diferendo laboral entre el Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) y Telmex es resultado de la profunda transformación de las telecomunicaciones en México y en el mundo.

¿Por qué la huelga? En 2019 inició la revisión del Contrato Colectivo de Trabajo. Antes de que estallara la huelga el 21 de julio de 2022 hubo varios emplazamientos.

En marzo de 2020 las telecomunicaciones fueron declaradas una actividad esencial por la emergencia sanitaria ocasionada por la enfermedad Covid-19. Los trabajadores sindicalizados de Telmex mostraron un enorme compromiso con México y arriesgaron su salud al instalar y reparar líneas de telefonía, banda ancha y fibra óptica durante los momentos más álgidos de la pandemia. En junio de 2022 el STRM logró un aumento salarial de 4.5%; la petición era de 7%. Sin embargo, quedaron pendientes los temas más complejos: el pasivo laboral, el fondo de pensiones y la liberación de plazas.

¿Cuál es la situación actual? La huelga se levantó al día siguiente el 22 de julio con el acuerdo de integrar una Mesa Técnica Tripartita conformada por el Secretario General del STRM, Francisco Hernández Juárez, y dos representantes más del sindicato; el Director General de Telmex, Héctor Slim, y dos representantes de la empresa; así como dos servidores públicos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

¿Qué pide el sindicato? Principalmente, atender el pasivo laboral, cubrir las vacantes congeladas y que los trabajadores de nuevo ingreso se contraten bajo las mismas condiciones del Contrato Colectivo de Trabajo bajo la cláusula 149-Ter sobre jubilaciones, que define los porcentajes de jubilación para los trabajadores contratados después del 25 de abril de 2015.

Según Telmex, el pasivo laboral equivale a más de 270 mil millones de pesos. Un “Análisis del Pasivo Laboral de Telmex”, elaborado por Oxford Competition Economics colocado en el sitio del STRM, lo calcula en 224 mil 675 millones de pesos.

El pasivo laboral es la deuda que adquiere la empresa durante los años que un trabajador presta servicio a la compañía y se detona al término de la relación laboral activa. Dicho a la inversa, ??son los beneficios monetarios que un trabajador adquiere a lo largo del tiempo y que debe cubrir la empresa.

Según el informe financiero de Telmex al primer trimestre de 2022, al 31 de marzo de este año se contabilizaron 39 mil 965 jubilados de un total de 66 mil 947 trabajadores, es decir, 59.69% de la planta laboral son jubilados. Sólo en 2021 se jubilaron 1,800 personas.

A todos los jubilados se les pagó durante el primer trimestre de 2022 pensiones y antigüedades por 5 mil 549 millones de pesos. En 2021 se pagaron pensiones y derechos por 30 mil 419 mdp. Este monto representó 34.1% de los ingresos de Telmex en 2021. Obviamente, cada año se incrementa el pago de pensiones, pero no ha ocurrido lo mismo con los ingresos de la telefónica.

El STRM también pide la contratación de 1,942 vacantes y calcula otros 1,661 trabajadores sindicalizados los próximos dos años para que la plantilla mínima sea de 30 mil trabajadores de base.

¿Qué función tiene la Mesa Técnica? Analizar el costo financiero y realizar los cálculos actuariales de las diversas propuestas de las partes para solucionar la problemática del pasivo laboral, el esquema de jubilaciones de los trabajadores de nuevo ingreso y la contratación de las vacantes.

¿Qué alega Telmex? Inviabilidad financiera en función de los ingresos actuales y futuros de la empresa. Datos de Telmex revelan que el último año que la telefónica tuvo utilidad neta fue en 2015. Desde 2016 y hasta 2021 la empresa de telecomunicaciones fijas ha tenido pérdidas acumuladas por 26 mil 239 millones de pesos.

Desde 2013 Telmex no ha pagado dividendos a los accionistas, por si alguien piensa erróneamente que los dueños han sacado ganancias de la empresa para enriquecerse.

¿Cuál es la situación de Telmex? La empresa está en números rojos sin utilidad neta desde 2016. En 2007 alcanzó su máximo de ingresos por 130 mil 768 millones de pesos y ese mismo año las pensiones representaron 5.6% de los ingresos, equivalentes a 16 mil 431 mdp.

Desde 2008 comenzaron a reducirse los ingresos anuales de la telefónica hasta 2021 que fueron de 94 mil 558 mdp y un pago de pensiones equivalente a 34.1% de los ingresos.

Telmex también enfrenta una fuerte carga regulatoria y competitiva. La reforma constitucional al sector de 2013 y la legislación secundaria de 2014 eliminaron la larga distancia, la ley fijó tarifa cero de interconexión (resultó inconstitucional pero Telmex no recuperó los ingresos transferidos a los competidores) y la empresa no ha incrementado tarifas pero sí la velocidad de conexión a Internet. Por si fuera poco, no se le permite ofrecer el servicio de televisión de paga por una decisión político-regulatoria que favorece a Televisa.

Telmex también ha perdido participación de mercado. A finales de 2014 tenía 65.3% de la banda ancha fija; a diciembre de 2021 su cuota se ubicó en 41.6%.

¿Qué ocurre en otros países? Las grandes telefónicas del mundo, resultado de los procesos de privatización de finales del siglo 20, han modificado sus esquemas de jubilación para adaptarse a la nueva situación financiera, las inversiones en modernización tecnológica y fibra óptica, la migración de los usuarios hacia las tecnologías móviles y la pérdida de valor en los mercados. La diferencia no sólo radica en las reformas a los fondos de pensiones sino que además son operadores convergentes, situación que no aplica a Telmex.

¿Cuál es el futuro? Reconocer que el dinero no se da en maceta. En tanto Telmex tenga viabilidad financiera podrá garantizar los salarios, prestaciones y pensiones de los actuales y futuros trabajadores sindicalizados y de confianza de la empresa y sus familias. La empresa realiza las inversiones necesarias para desplegar las redes de banda ancha de nueva generación para que los usuarios tengan servicios de telecomunicaciones y digitales. Las y los telefonistas son digitalizadores de México y su labor es estratégica. El futuro del STRM y de Telmex es compartido y está conectado al presente y el futuro digital de México.  

Jorge Bravo
Jorge Bravohttps://digipolis.wordpress.com/
Jorge Bravo es Director General en Digital Policy & Law. Presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi).

Publicidad

LEER DESPUÉS