domingo, octubre 2, 2022
HomeDPL NEWSPIB y empleos en la región aumentarían con mayor penetración de banda...

PIB y empleos en la región aumentarían con mayor penetración de banda ancha

Para que esto ocurra, los marcos regulatorios, tributarios y de políticas públicas deben modernizarse, indica un estudio de Telecom Advisory Services y encargado por Millicom.

Un aumento del 10 por ciento en la penetración de la banda ancha móvil en América Latina podría crear más de 6.5 millones de empleos y aumentar el PIB per cápita en 1.7 por ciento, de acuerdo con el estudio El papel de la economía digital en la recuperación económica de América Latina y el Caribe, realizado por Telecom Advisory Services y encargado por Millicom.

Además, un aumento del 10 por ciento en la penetración de la banda ancha fija generará un crecimiento del PIB per cápita del orden del 1.5 por ciento en la región, lo que genera a su vez un importante efecto social, dado que la brecha digital se reduciría sustancialmente, lo que equivale a 9.6 millones de nuevos hogares conectados.

Desde el punto de vista social, un incremento del 10 por ciento en la penetración de banda ancha móvil también permitiría a la región incrementar su nivel de inclusión financiera en un 2.3 por ciento.

Es decir, que un incremento del 10 por ciento en el índice de digitalización se asocia a un crecimiento del 2.4 por ciento en el nivel de empleo, lo que permite reducir la tasa de desempleo promedio en la región del 10.5 al 8.4 por ciento, e incrementar la productividad multifactorial en 5.7 por ciento.

La digitalización es una herramienta crucial para mitigar la crisis económica generada por la pandemia y acelerar la recuperación. Esto permitirá aumentar la contribución de los sectores tradicionales mientras genera nuevos negocios y oportunidades para la región.

Según el informe, el ritmo de crecimiento de la digitalización en la región es insuficiente, ya que América Latina demoraría hasta el 2030 en alcanzar el nivel de digitalización actual de la OCDE, mientras que, si la región creciera a un ritmo similar al de los países antes citados, ese lapso temporal se acortaría hasta 2026.

Sostiene que, para acelerar el desarrollo de la industria de telecomunicaciones y la economía digital, como factores clave de la recuperación económica, se necesita aumentar significativamente la inversión en el sector, acelerando el ritmo de innovación, y fomentando el desarrollo del capital humano. Para que esto ocurra, los marcos regulatorios, tributarios y de políticas públicas deben reevaluarse y modernizarse.

América Latina y el Caribe invierte, de acuerdo con el estudio, de manera ponderada 33.82 dólares per cápita en telecomunicaciones, un valor inferior a la media mundial (USD 51.81) y significativamente menor que en las economías avanzadas (USD 121.38 en Europa Occidental y USD 337.09 en América del Norte).

El análisis identifica los altos costos del espectro, un problema regional común, como el mayor obstáculo para la digitalización. Muchos gobiernos de América Latina siguen viendo el espectro como una fuente de ingresos en lugar de una palanca para impulsar una adopción digital más rápida, el crecimiento económico y la creación de empleo. Como resultado, el costo del espectro en América Latina es 1.7 veces mayor en promedio que en Europa.

Te recomendamos: 5 millones de mexicanos no tienen acceso a 4G por espectro caro: GSMA

Recomendaciones

Por eso, una modernización del marco regulatorio del sector debería incluir: el otorgamiento de licencias convergentes, la disponibilidad de cantidades suficientes de espectro radioeléctrico a precios razonables, el permiso para transar este recurso en el mercado secundario con la aquiescencia del regulador, así como llevar adelante el refarming del mismo, y la definición del concepto de Poder Significativo de Mercado con base en criterios que vayan más allá de la simple cuota de mercado, detalla el estudio.

También propone una reducción de 50 por ciento en el costo de espectro para aquellos países de la región con más altos precios y de un 25 por ciento para los restantes.

La implementación de un marco tributario y de contribuciones equilibrado debería incluir, según el estudio, la limitación de tasas regulatorias a un máximo del 0.5 por ciento de ingresos, la contribución al fondo de servicio universal (FSU) de no más del 1 por ciento de ingresos, la eliminación de impuestos específicos a las telecomunicaciones, y la eliminación de aranceles a la importación de equipamiento, como la fibra óptica, el cableado y los dispositivos para consumidores como smartphones.

“Las conclusiones de este estudio son claras: para acelerar el desarrollo de la industria de las telecomunicaciones y la economía digital, los gobiernos de la región deben modernizar sus marcos regulatorios para atraer inversiones en el sector. Sobre todo, la reducción de los precios del espectro y de los cargos regulatorios y fiscales produciría el mayor estímulo para la inversión”, dijo Karim Lesina, vicepresidente Ejecutivo y director de Asuntos Externos de Millicom.

Paula Bertolini
Paula Bertolini
Paula Bertolini es analista con amplia experiencia en el sector de telecomunicaciones en Iberoamérica.

Publicidad

LEER DESPUÉS