jueves, agosto 11, 2022
HomeDPL NEWSPerú pide a operadores sancionar a vendedores de SIMs en la calle

Perú pide a operadores sancionar a vendedores de SIMs en la calle

Tras iniciar un proceso sancionador contra los principales operadores del país, el regulador peruano les ordenó establecer mecanismos para identificar y sancionar a los vendedores de tarjetas SIM en la vía pública.

Perú ha solicitado a los operadores de telecomunicaciones que implementen mecanismos para identificar y sancionar a los distribuidores que fomenten la contratación del servicio móvil en la vía pública.

Así lo indicó este lunes 10 de enero el Presidente Ejecutivo del Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel), Rafael Muente Schwarz, quien precisó que el órgano regulador no puede permitir la venta de chips en la calle, ya que esta práctica implica un riesgo elevado para los ciudadanos.

Consulta: #Entrevista | Sandbox regulatorio, avance 5G y desarrollo de red dorsal, expectativas de Perú desde Osiptel

“La empresas están demostrando falta de control y responsabilidad sobre su cadena de distribución”, puntualizó Muente, y añadió que no hay manera de certificar que en la venta callejera se sigan los protocolos necesarios para garantizar la seguridad de los ciudadanos que adquieren una línea móvil. 

Antecedentes: la batalla del Osiptel contra la venta ambulatoria

En diciembre de 2021, el Osiptel reinició la fiscalización contra la venta de tarjetas SIM en las calles de Perú, luego de que se desestimaran los cuestionamientos que los operadores le hicieron ante el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi).

El regulador peruano detectó que los operadores continuaron ofreciendo chips móviles a los ciudadanos y realizando la contratación del servicio en las calles, por lo que, a finales del año, abrió procesos sancionadores y estableció medidas cautelares para las principales empresas de telecomunicaciones de Perú: Movistar, Claro, Entel y Bitel, y ordenó el cese de las contrataciones en puntos de venta no reportados en un plazo máximo de un día hábil. 

El presidente del Osiptel explicó que la venta ambulatoria es informal y, por ello, posee mecanismos que corren el riesgo de aumentar actividades delictivas, como el robo de identidad mediante el mal uso de la huella digital, contrataciones fraudulentas y hasta fraudes financieros, por lo que no debe permitirse.

Finalmente, hizo un llamado a la población a que no adquieran chips móviles en la calle y, en vez de eso, la exhortó a acudir a los puntos de venta debidamente registrados.

Publicidad

LEER DESPUÉS