Perú no logra contratar un operador de la red dorsal: nadie cumplió los requisitos

El Programa Nacional de Telecomunicaciones (Pronatel) de Perú canceló el proceso de contratación de un operador provisional para la Red Dorsal Nacional de Fibra Óptica (RDNFO), luego de que ninguna de las empresas interesadas cumpliera los requisitos mínimos solicitados por el organismo.

Viettel Perú, el consorcio Fibra Óptica del Perú y el consorcio Dorsal Perú fueron los únicos que presentaron sus propuestas para participar en el proyecto; sin embargo, ninguno cubrió las especificaciones solicitadas, por lo que el Pronatel las desestimó.

La agencia recibió más de 700 consultas acerca del proceso de contratación de un operador temporal de la RDNFO y supo de al menos 14 empresas interesadas. Al final, únicamente tres actores se postularon.

Uno de los requisitos más importantes de la convocatoria fue que los interesados contaran con experiencia en servicios iguales o similares en al menos nueve regiones del país, para demostrar que podían encargarse de la operatividad, funcionamiento y prestación de los servicios que ofrece la red dorsal.

Para que la Pronatel considerara sus propuestas, las compañías también debían acreditar un monto facturado acumulado equivalente al valor de lo ofertado en el proceso de contratación, por la contratación de servicios, durante los últimos ocho años previos.

Este es el segundo intento de la agencia por contratar a un operador provisional para la red dorsal de fibra óptica. A finales del año pasado, abrió el primer procedimiento de adjudicación en el que invitó directamente a 36 empresas a presentar una cotización económica.

Únicamente tres postores resultaron finalistas: Cymtel SAC, Ecytel SAC y el consorcio Satelital –formado por Optical Technologies, Gilat Networks y Gilat to Home. Pero el proceso se frustró, luego de que el organismo recibiera varias críticas por la falta de transparencia sobre los criterios de selección.

Te recomendamos: Perú termina contrato de red dorsal con Azteca: ¿cómo evitar el naufragio de una red subutilizada?

Después, en febrero de este año el Pronatel lanzó un segundo proceso de contratación; esta vez la convocatoria, los términos y los avances en el análisis sí se dieron a conocer públicamente. Aun así, no se pudo contratar a ninguno de los postores.

Realizar nuevamente un proceso para contratar a un operador provisional de la RDNFO podría tardar al menos dos meses más. Mientras tanto, el Pronatel seguirá al frente del proyecto como lo ha estado haciendo desde enero.

La agencia tuvo que asumir la operación temporal de la red dorsal a inicios de 2022, cuando Azteca Comunicaciones dejó de ser formalmente el concesionario del proyecto de conectividad. La compañía de origen mexicano abandonó la RDNFO porque no observaba un retorno de sus inversiones y, según dijo en reiteradas ocasiones, no le representaba un caso de negocios.

Mientras el Pronatel busca a un operador provisional, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones tiene un grupo de trabajo que está tratando de diseñar un plan para rescatar y redirigir el proyecto, pues la infraestructura de la red dorsal se encuentra subutilizada y su modelo de negocios ya no responde al mercado actual, de acuerdo con análisis de instituciones como el Banco Mundial y del Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones.