Perú establece condiciones para la compartición de espectro en zonas desconectadas

El MTC emitió una norma para la compartición de infraestructura activa con espectro y también modificó las condiciones de operación de dispositivos WiFi en la banda de 6 GHz.

Ahora los operadores de telecomunicaciones podrán compartir espectro radioeléctrico, de manera voluntaria, para llevar Internet a las zonas rurales y desconectadas de Perú.

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) emitió una nueva norma que establece las condiciones para la compartición de infraestructura activa con espectro.

De acuerdo con el decreto supremo 005-2024, los operadores móviles podrán compartir infraestructura activa con espectro para prestar servicios de telefonía e Internet en áreas rurales o en lugares urbanos que aún no cuenten con cobertura.

La Dirección General de Políticas y Regulación en Comunicaciones, adscrita al MTC, se encargará de elaborar una lista con las localidades rurales o urbanas donde se podrán suscribir acuerdos de uso compartido.

En estos casos, la tecnología que deberán desplegar los proveedores es 4G, 5G o superiores.

No obstante, aunque deberán activar al menos 4G, las empresas también podrán compartir el espectro que usan para mantener 3G.

Incluso, las compañías podrán utilizar este mecanismo de compartición como un instrumento para cumplir con sus obligaciones vinculadas al plan de cobertura de los operadores de servicios públicos.

Te recomendamos: Un millón de personas no tendrían Internet 4G en Perú si el espectro se mantiene caro

Pero no se podrá ocupar para las obligaciones derivadas de renovación de concesiones, canon por el uso del espectro o nuevas licitaciones de frecuencias.

Los acuerdos de compartición de infraestructura activa con espectro se pactarán de manera voluntaria, pero deberán contar con la aprobación del Ministerio y cumplir con exigencias técnicas, operativas, de seguridad y ambientales.

Además, la institución advierte que los convenios no podrán durar más tiempo que la vigencia de las concesiones de servicio móviles de las partes. Y en caso de que la compartición requiera realizar adecuaciones a la infraestructura, los costos serán asumidos por ambas partes según las características de su acuerdo.

El decreto establece que los convenios de compartición deberán incluir cláusulas mínimas como la especificación de puntos de acceso y la ubicación de las estaciones base; las condiciones económicas, la descripción técnica del espectro (banda, porción de frecuencias, potencial de señal, etc.); mapa de huella de cobertura, entre otras.

Una vez que un acuerdo de compartición esté en marcha, el MTC vigilará y evaluará que los operadores cumplan con la normativa. De no ser así, podría aplicar sanciones administrativas e incluso infracciones.

Destacado: Las 3 nuevas normas en Perú para impulsar 4G en zonas rurales

Con esta medida, el MTC pretende promover la expansión de la cobertura de servicios móviles en las zonas desconectadas y marginadas del país, ya que los operadores podrían considerar que el modelo de compartición de infraestructura activa con espectro es más atractivo y rentable para llegar a las áreas de difícil acceso.

Nuevas condiciones para equipos WiFi

También en estos días, el gobierno peruano hizo modificaciones al Plan Nacional de Atribución de Frecuencias, por medio de la resolución ministerial 051-2024.

El MTC dispuso nuevas condiciones de operación para los servicios cuyos equipos utilizan las bandas de 470 a 698 MHz, 915 a 928 MHz, 916 a 928 MHz, 2,400 a 2,483.5 MHz, 5,150 a 5,250 MHz, 5,250 a 5,350 MHz, 5,470 a 5,725 MHz, 5,725 a 5,850 MHz y 5,925 a 7125 MHz.

Por ejemplo, los equipos que utilizan el segmento de 5,470 a 5,725 MHz no deberán tener una potencia isotrópica radiada equivalente (PIRE) de más de 1 Watt (30 dBm).

Asimismo, la PIRE máxima para la banda 5,925 a 7 125 MHz no debe exceder de 1 Watt en espacios cerrados.

Ambos rangos de frecuencias constituyen la llamada banda de 6 GHz, la cual el gobierno peruano liberó parcialmente (5925 a 6425 MHz) para el uso no licenciado por tecnologías como Wi-Fi 6.

Lo anterior significa que el cambio normativo podría traer cambios para el funcionamiento de los dispositivos WiFi, sobre todo en interiores como casas o edificios.