domingo, febrero 5, 2023
HomeANÁLISISPerú | Crónica de una muerte anunciada: Castillo fue destituido y cartera...

Perú | Crónica de una muerte anunciada: Castillo fue destituido y cartera telecom en crisis

Pedro Castillo trató de imponer un régimen de excepción, el Congreso lo destituyó y ahora está preso. La vicepresidenta Dina Boluarte asumió la presidencia de Perú. El sector de telecomunicaciones no ha salido ileso de la inestabilidad política del gabinete peruano.

Perú era un polvorín que finalmente estalló. Tras dos intentos, este martes 7 de diciembre el Congreso finalmente logró destituir al presidente Pedro Castillo. Con 101 de 130 votos, el Pleno aprobó la moción de vacancia en su contra por “incapacidad moral permanente” para gobernar.

.

Previamente, Castillo había tratado de disolver el Congreso y establecer un “gobierno de emergencia excepcional”. Sin embargo, no le salió la jugada y al final fue detenido en su intento de escapar del Palacio presidencial. De inmediato le sobrevino una crisis: la Policía y el Ejército le dieron la espalda, múltiples ministros renunciaron y se quedó solo, sin apoyo político, por lo que al final fue detenido y actualmente permanece preso.

Pedro Castillo tan sólo duró 16 meses en el cargo. La vicepresidenta Dina Boluarte asumió la presidencia de Perú.

Dina Boluarte juró como presidenta de la república ante el Congreso.

Antecedentes

Siguiendo al Nobel colombiano de Literatura, Gabriel García Márquez, esto no fue más que “la crónica de una muerte [política] anunciada”. La inexperiencia le cobró factura a Pedro Castillo, el mandatario, exprofesor rural y dirigente sindical, abanderado de Perú Libre, que comenzó a tener problemas desde que asumió la presidencia y tuvo múltiples gabinetes.

Consulta: Perú | “En nuestro gobierno, Internet será un derecho, no un servicio”: los 4 mensajes clave de Pedro Castillo sobre telecomunicaciones

El cambio repentino de funcionarios se hizo habitual durante su gestión. En la cartera de telecomunicaciones, el último lo hizo la noche del viernes 23 de septiembre: Pedro Castillo le tomó juramento a Richard Washington Tineo Quispe como nuevo ministro de Transportes y Comunicaciones.

Con esta permuta, fueron cinco distintos titulares del MTC los que desfilaron por la cartera en su gobierno: Juan Francisco Silva Villegas, Nicolás Bustamante Coronado, Juan Mauro Barranzuela Quiroga, Geiner Alvarado López, además del propio Quispe; y algunos, como Silva y Alvarado, corrieron la misma suerte que Castillo. 

Tras jurar como ministro, Quispe declaró que primeramente realizaría un diagnóstico de las gestiones anteriores y luego tomaría las acciones pertinentes para cambiar el rumbo del Ministerio.

Ahora, si se enfoca el funcionario encargado específicamente del sector, el número también es abultado. Por el Viceministerio de Comunicaciones desfilaron cuatro funcionarios –designados oficialmente, mediante una resolución suprema–: Harold Junior Mora Rojas, Carlos Alberto Sotelo López, Virgilio Fredy Tito Chura y Víctor Omar Álvarez Herrera.

Enroques y permutas: nuevos funcionarios

Además, el gobierno peruano de Castillo hizo enroques: dentro del propio sector, intercambió de puestos a algunos funcionarios: el último de ellos es precisamente el de Quispe.

El 25 de agosto de 2022: el Pronatel fue decapitado. A tan sólo dos días de haber asumido la dirección ejecutiva del órgano adscrito al MTC, Tineo Quispe fue removido y nombrado nuevo ministro de Defensa por Pedro Castillo, una decisión que revocó menos de un mes después, el 23 de septiembre, al ser repatriado al sector, ahora como titular del MTC.

Mientras que ahora la dirección Ejecutiva del Pronatel la ocupa Édgar German Alvarado Barreto, quien asumió el cargo tras la permuta de Quispe.

Previamente en el mismo sector se había hecho otro enroque: el 15 de agosto de 2022, Víctor Omar Álvarez Herrera asumió como cuarto viceministro de Comunicaciones del MTC, a poco menos de un mes de que asumiera la dirección ejecutiva del propio Pronatel.

Cartera telecom: sin experiencia y en crisis

El sector de telecomunicaciones no ha salido ileso de la inestabilidad política del gabinete peruano; de hecho, ha sido precisamente el que ha estado en el foco de la polémica: tanto el primer ministro como el último antes de Quispe han sido acusados de actos ilícitos, al igual que el presidente Castillo.

Juan Francisco Silva Villegas, el primer titular del Ministerio de Transportes y Comunicaciones, juró cuatro veces como titular de la cartera e incluso resistió una comparecencia en el Congreso, pero ni eso le permitió que se perpetuara en el cargo. Quien fuera uno de los hombres de mayor confianza de Castillo, no era un especialista en el sector; era experto en pedagogía y su expertise y experiencia se encontraban en el sector educativo.

El último ministro, en cambio, no superó el rigor del Congreso. El 15 de septiembre de 2022, el Pleno aprobó con 94 votos a favor, 14 en contra y 8 abstenciones la moción 3863 de censura en contra de Geiner Alvarado, por “su manifiesta incapacidad moral y falta de idoneidad para el ejercicio del cargo” cuando fungió como ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento. Es decir, los legisladores votaron para destituirlo, en una suerte de anticipación a lo que tres meses más tarde sucedería con el propio Castillo.

Después de eso, el Poder Judicial le dictó un impedimento de salir del país por 36 meses y la Superintendencia Nacional de Migraciones le impuso una alerta restrictiva en su contra en los puestos de control migratorio o fronterizos, a lo que su defensa legal dijo que se encontraba ‘tranquilo’. Mientras que su homólogo, el primer titular del MTC en el gobierno de Pedro Castillo, Juan Silva, actualmente se encuentra prófugo de la justicia acusado de actos de corrupción.

Proyectos y licitaciones paralizados

La administración de Pedro Castillo heredó dos grandes proyectos telecom pendientes de los gobiernos anteriores: la operación de la Red Dorsal Nacional de Fibra Óptica (RDNFO) tras la cancelación del contrato con Azteca, y el concurso de la banda AWS-3 – 2.3 GHz.

El gobierno de Castillo no pudo encontrar un nuevo operador para la red dorsal y, en cambio, implementó una modalidad de ‘pago cero, mediante la que, como su nombre lo indica, exenta de costos a los operadores que brinden servicios de conectividad a instituciones públicas. El MTC estima que mediante esta modalidad se conectarán entre 700 y mil 200 escuelas, puestos de salud y oficinas públicas.

Postergación ad infinitum y futuro

Además del cambio, la rotación constante, con su subsecuente incertidumbre e inestabilidad, la política pública en el gobierno de Castillo podría ser caracterizada por su postergación. Eso quizás podría explicarse debido a que los funcionarios y administrativos tienen que dedicarle más tiempo a resolver sus propios asuntos operativos y del organigrama, lo que reduce el tiempo para el diseño de la política pública.

Richard Quispe aseguró que durante su gestión como titular del MTC impulsará proyectos relacionados con la reducción de brechas digitales en Perú y retomará algunos que comenzó a trabajar cuando fue director Ejecutivo del Pronatel.

Y el viceministro Álvarez Herrera reveló recientemente a DPL News que, luego que lo postergara en dos ocasiones, Proinversión tenía previsto relanzar el concurso de las bandas AWS-3 y 2.3 GHz, para 4G-LTE, en la primera semana de octubre de 2022, algo que no ocurrió. 

Consulta: Concurso AWS-3 y 2.3 GHz para 4G en Perú se realizará en octubre: Álvarez Herrera

El propio viceministro señaló ante esta agencia que uno de los objetivos prioritarios de su gestión es consolidar la operación de la RDNFO mediante su conversión en la Red Nacional del Estado (Rednace).

Sin embargo, a raíz de la reciente destitución de Castillo y el encumbramiento de Dina Boluarte como nueva presidenta de Perú, lo que prima en el país sudamericano es la incertidumbre, ya que aún no se sabe si dará el espaldarazo al gabinete actual o hará una limpia de raíz de los funcionarios de su antecesor, lo cual luce más probable, por lo que hay que esperar la reconfiguración del gabinete y ver si este finalmente puede cumplir la meta de democratizar el acceso a Internet entre toda la población, especialmente entre los estudiantes y los habitantes de zonas rurales e indígenas, e impulsar las políticas públicas y licitaciones de espectro necesarias para ello.

LEER DESPUÉS