Penetración de banda ancha y creación de capital en plataformas de Internet

278

Es indubitable que la existencia y expansión del acceso a banda ancha fija y móvil ha incrementado el acervo de capital a nivel global, debido a su efecto de profundizar la globalización del comercio de bienes y servicios, acelerando y amplificando el intercambio de conocimiento y de opiniones alrededor del mundo y, por supuesto, protegiendo de los efectos adversos del confinamiento por la pandemia las actividades económicas susceptibles a continuar operando durante sus peores meses, así como permitió la continuación de la interacción social. 

Otro efecto evidente ha sido la creación de valor de capitalización en las empresas que dieron lugar a nuevas industrias que se han creado o facilitado sobre la infraestructura de Internet y su acceso por banda ancha fija y móvil.

En la actual etapa global de relativo estancamiento de crecimiento económico con el retorno de la inflación a niveles no observados desde finales del siglo pasado y los primeros años del actual, se ha manifestado cierta inquietud sobre la resiliencia del capital creado por las empresas denominadas como “Big Tech” o “FANG” (Meta (antes Facebook), Amazon, Netflix y Alphabet (antes Google)), surgidas a partir del advenimiento y masificación de la creciente conectividad a nivel global.

Respecto de Netflix, la caída de su valor de mercado de hasta 63 por ciento en lo que va del año, en ningún modo está asociado a un retorno a medios dominantes de entretenimiento en el hogar en el pasado. Su pérdida de 200 mil suscriptores es insignificante respecto a los más de 200 millones de suscriptores que ha acumulado.

Lo que sí puede indicar es que la eventual llegada de un freno a su crecimiento ha ocurrido y, por lo tanto, está perdiendo ese exceso de valuación formado por un crecimiento que persistió por más de una década. 

Al cierre de 2021 sus ingresos fueron de 29.5 mil millones de dólares y su utilidad operativa fue de 6.2 mil mdd, es decir, 21 por ciento de sus ingresos por streaming, un margen excepcional hasta ahora.

El hecho es que Netflix está enfrentando una creciente competencia de plataformas alternativas y de creación de contenidos (Disney+, HBO Max, Paramount+, Apple y Amazon) que han registrado un crecimiento en suscriptores en forma acelerada en un plazo relativamente corto (las primeras tres obtuvieron más de 15 millones de nuevos suscriptores en el primer trimestre del año), desde su incursión al mercado de streaming y seguirán creciendo, por lo que el estancamiento o disminución de usuarios de Netflix persistirá al reducirse la brecha de diferenciación respecto de las plataformas anteriormente señaladas.

En un entorno de inflación y bajo crecimiento, las tarifas de las plataformas no podrán mantenerse en términos reales, por lo que cada plataforma enfrenta una demanda cada vez con mayor elasticidad (mayor sensibilidad a cambios en los precios), por lo que el valor de mercado de Netflix tal vez no alcance los niveles previos a su caída en el presente año.

En el caso de Amazon, su valor de mercado disminuyó hasta 9 por ciento al reportar el menor crecimiento en sus ingresos en su historia como empresa en el mercado de capitales, una expansión de 7.3 por ciento anual atribuible a una caída en sus ventas online

Se trata de una manifestación adicional de la contracción en el consumo por los niveles de inflación a nivel global y la consecuente caída en el ingreso real, así como la contracción en artículos disponibles por las dificultades múltiples en las cadenas de valor o de suministro.

Meta, de igual forma, reportó el menor crecimiento de sus ingresos desde que cotiza en el mercado, disminuyendo su valor de capitalización hasta 44 por ciento. Sin embargo, su crecimiento en usuarios diarios aumentó 4 por ciento alcanzando 1.96 mil millones, excediendo las expectativas. 

Alphabet, a su vez, reportó ingresos menores a los esperados, disminuyendo su valor de mercado 3.6 por ciento, pero mostrando un robusto desempeño en servicios en la Nube y los asociados a la publicidad en el uso de su buscador.

Tales cifras tendrán que resistir el entorno de inflación y estancamiento que persistirá durante todo 2022 y confirmar qué tan robusto es el capital formado por las plataformas que toman la infraestructura de las redes de telecomunicaciones como el vehículo para ofrecer sus servicios de valor agregado, específicamente por el acceso a la banda ancha fija y móvil. 

En lo que va de 2022, el valor de mercado de las empresas de telecomunicaciones se ha mostrado más resiliente que el de las plataformas ante las actuales circunstancias de inflación y bajo crecimiento en un contexto global y en un entorno geopolítico complejo por conflictos bélicos, considerados como superados hasta antes de la invasión de Ucrania.

A continuación, se muestra el desempeño de las principales plataformas vs. tres indicadores del sector de telecomunicaciones (Dow Jones Emerging Markets Telecommunications, Nasdaq Telecommunications y FTSEurofirst 300 Telecommunications). 

Cabe resaltar que Alphabet (antes Google) es la plataforma con el menor deterioro reciente en el mercado y su correlación con el desempeño del índice Nasdaq de Telecomunicaciones podría indicar la relación entre la penetración de redes de telecomunicaciones, su expansión y ser la plataforma con el buscador en Internet de mayor preferencia por los usuarios de banda ancha. Es una plataforma basada en publicidad donde los accesos son la medida de su alcance y es el sitio de entrada para todo usuario con conectividad. 

Netflix:

Chart, line chart

Description automatically generated

Meta:

Chart, line chart

Description automatically generated

Alphabet (antes Google):

Chart, line chart

Description automatically generated

Respecto al valor acumulado en los últimos seis años, la asimetría entre ingresos y el valor de mercado de las plataformas vs. los operadores de redes de telecomunicaciones es impresionante, por lo que la creación de valor económico por la existencia, expansión y sucesivos cambios tecnológicos para ofrecer mayores velocidades está subestimada en las métricas de desempeño de los operadores de redes, así como su contribución al ingreso de sus países.

Chart, waterfall chart

Description automatically generated

Fuente: “Europe’s internet ecosystem: socio-economic benefits of a fairer balance between tech giants and telecom operators”, Axon Partners Group, mayo de 2022.

Lo anterior, ante la iniciativa de las empresas de telecomunicaciones europeas de que las plataformas contribuyan al costo de las redes de banda ancha fija y móvil, dado que su tráfico involucra un costo promedio ponderado de hasta 29 euros por usuario para redes fijas y hasta 33 euros para móviles. 

Tal iniciativa ha tenido respuesta en la Comisión Europea que prepara una legislación al respecto. El comisionado para el mercado interno ha expresado que las normas vigentes desde hace veinte años se están agotando y los operadores ya no tienen la rentabilidad adecuada para sus inversiones. Es necesario reorganizar la justa remuneración de las redes”. 

En forma semejante, la Vicepresidenta de la Comisión Europea en materia digital ha afirmado: “porque vemos que hay actores que generan mucho tráfico que luego permite su negocio, pero que no han contribuido realmente a habilitar ese tráfico. No han contribuido a permitir las inversiones en el despliegue de la conectividad”.

Cabe señalar que en el reporte de Axon se ilustra que el tráfico generado por Google, Facebook, Netflix y Amazon contribuye con 50 por ciento del tráfico fijo y móvil a nivel global.

Chart, sunburst chart

Description automatically generated

En contraste, el retorno de la inversión de las redes es un término que en experiencias como México no ocupa una posición relevante en la agenda y en las decisiones del regulador. Es imperativo cambiar prioridades, de tratos asimétricos a promoción de la digitalización y la inversión. 

Así como a finales del siglo XIX y principios del XX los ferrocarriles no necesariamente capturaron una renta económica del valor creado por la naciente industria petrolera o siderúrgica y de la integración geográfica de los mercados, las redes están creando valor económico, capital que ha llegado a ser semejante al PIB de algunos países, así como el surgimiento de enormes fortunas a nivel global.

La composición de las principales empresas por su valor de capitalización en los mercado se ha modificado en los últimos veinte años, de estar dominada por empresas del sector manufacturero, petrolero y financiero a empresas surgidas de la innovación alrededor de las Tecnologías de Información y de las redes de banda ancha.

A picture containing timeline

Description automatically generated

Actualmente, los denominados “unicornios” y “startups” toman la infraestructura de redes como una condición dada, como en su momento fueron los ferrocarriles, el motor de combustión interna o la disponibilidad de la energía eléctrica a principios del siglo XX. 

La contribución de las redes de telecomunicaciones al PIB nacional y global va más allá de sus ingresos, por lo que las externalidades positivas que causan inciden en la innovación, el crecimiento de los mercados de capitales e incluso una nueva distribución del ingreso. Es por ello que los países que no procuran los incentivos a la inversión, como es el retorno del capital, están incidiendo negativamente en el empuje de la conectividad para acelerar al resto de las actividades económicas, el emprendimiento y la innovación, un factor a considerar cuando tenemos una economía estancada e ingresos disminuyendo en términos reales.