Operadores de Europa y Corea se unen para pedir contribución justa

El debate sobre el fair share en Europa y sobre prevención del free riding en Corea del Sur unió a las asociaciones de operadores ETNO y KTOA.

Crédito: Adobe Stock

En un pronunciamiento conjunto, la asociación que representa a los principales operadores de telecomunicaciones de Europa (ETNO) y su par de Corea del Sur (KTOA) publicaron una declaración conjunta sobre cómo hacer más sostenible la inversión en la infraestructura digital, en el marco de los debates globales que se están dando sobre el aporte de las Big Tech a las redes.

“Creemos que muchas de las grandes empresas tecnológicas que representan más de la mitad del tráfico de Internet mundial deberían dar un paso adelante y contribuir con su parte justa y proporcionada al mantenimiento y la evolución de aquellas redes que hacen nuestra Internet pública”, afirman ETNO y KTOA. Agregan que los formuladores de políticas deben realizar instrumentos efectivos para lograr el objetivo.

En el documento, ambas organizaciones dejan en claro que cada vez se necesitan más recursos para hacer frente a una demanda cada vez mayor, en términos de cobertura y despliegue de la red, pero también de capacidad e innovación.

En Europa, el Parlamento adoptó en junio una resolución que exige medidas políticas para garantizar una contribución justa de los grandes generadores de tráfico. Mientras que en Corea del Sur, hay un nuevo debate en la Asamblea Nacional sobre la “participación justa” de las grandes empresas tecnológicas que generan un gran tráfico. Además, la discusión también está abierta en Brasil e India.

Recomendamos: Fair Share: qué dicen los principales actores del ecosistema digital regional a la consulta de Brasil 

En el contexto de este debate político legítimo, afirman, “algunos han distorsionado los hechos y realizado afirmaciones irracionales sobre el mercado coreano de Internet”. Y es que no son los mismos modelos que se discuten. En Europa se está debatiendo el llamado fair share, donde las Big Tech hagan una contribución justa y proporcionada en la inversión de infraestructura. Esta contribución podría adoptar la forma de un pago directo o canalizarse a través de un fondo público, para las grandes generadoras de tráfico (se fijaría en el 5% del tráfico anual en las horas pico).

En cambio, el modelo surcoreano es la prevención del free riding, donde desde el 2016 los creadores de contenido se consideran usuarios finales y pagan la tarifa habitual de uso de Internet a sus proveedores de telecomunicaciones, pues tiene un sistema de liquidación mutua a los ISP que intercambian tráfico en igualdad de condiciones. Pero el debate se volvió a abrir, ya que las grandes empresas generadoras de tráfico logran saltar el sistema y no cumplen la obligación de pagar las tarifas de red. 

“Si bien cada mercado tiene su propio entorno, la necesidad de soluciones políticas para promover el crecimiento saludable del ecosistema global de Internet está aumentando y es necesario abordarla con urgencia”, finalizan ambas agrupaciones.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies