Moody’s baja la calificación de Dish debido a la incertidumbre financiera para su red 5G IoT

La agencia Moody’s bajó la calificación crediticia de Dish Network de B1 a Ba3 debido a que la compañía necesita obtener capital para refinanciar y pagar deuda, mientras que en paralelo refleja un panorama de incertidumbre para poder financiar el desarrollo de su banda ancha 5G IoT (Internet de las cosas).

Moody’s consideró que los tenedores de bonos tendrán un mayor riesgo hasta que Dish consiga un socio o alguna inversión para avanzar en su plan de despliegue, una situación que también se complica con la continua disminución en la base de suscriptores de televisión de paga.

Dish Network ha estimado que necesita unos 10 mil millones de dólares para materializar la construcción de su red 5G con alcance a todo Estados Unidos; sin embargo, la agencia no concordó con esa aproximación, pues es una cantidad que otras compañías han gastado tan sólo para mantener sus redes existentes.

A pesar de que se pueden reducir los costos de implementación con la virtualización de la red y construir sin tener que mantener un servicio constante a una gran base de suscriptores al mismo tiempo, “estamos preocupados y predispuestos hacia un costo potencialmente inesperado y materialmente más alto” para 5G, afirmó Moody’s en su evaluación.

Por lo tanto, la agencia estimó que el deterioro del negocio a nivel corporativo terminará por proporcionar una capacidad limitada a Dish para seguir con su estrategia 5G, utilizando flujos de efectivo. Agregó que una debilidad para los bonos es que no se incluye ningún recurso para el espectro de la empresa y otros activos.

En este contexto de incertidumbre, Dish está a unos días de cerrar la compra de los activos prepago de Sprint, como parte del plan para convertirse en el cuarto operador inalámbrico de Estados Unidos tras la fusión de Sprint y T-Mobile, y deberá prepararse para lanzar su oferta 5G comercial.

La agencia calificadora señaló que Dish Network ha pagado los vencimientos de su deuda, pero prevé que no podrá generar el suficiente efectivo para cumplir con dos pagos de 2 mil millones de dólares que tendrá que realizar en junio de 2021 y julio de 2022.

Además, entre otras preocupaciones de Moody’s, destaca el futuro de la televisión satelital. Con todo y pérdidas de usuarios, Dish ha logrado contener las bajas y todavía obtiene flujos de efectivo libres a mediano plazo. No obstante, la agencia advirtió que a largo plazo es impredecible lo que sucederá en ese mercado, pues el ecosistema de la televisión se encuentra en constante cambio, al igual que los hábitos de consumo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies