México | El país, entre los de menor competencia en mercado de telefonía móvil: The CIU

Milenio – Silvia Rodríguez

A pesar de que el uso de la telefonía móvil en la mayoría de países de América Latina no sólo ha recuperado su nivel previo a la pandemia del covid-19, sino que el número de usuarios y de ingresos se ha intensificado, su impulso en algunas naciones está condicionado por factores de competencia, y México es uno de los países con mayores niveles de concentración del mercado, advirtió la consultora The Competitive Intelligence Unit (The CIU).

“Actualmente, el mercado mexicano móvil sigue careciendo de condiciones equitativas suficientes entre operadores, al tener un preponderante que continúa extrayendo ganancias e ingresos extraordinarios, que le habilitan marcadas ventajas frente a sus competidores”, señaló.


De acuerdo con el estudio “Telecomunicaciones Móviles en Latinoamérica: Corte de Caja del Grado de Competencia”, al finalizar 2022, el Índice de Herfindahl-Hirschman (IHH) en países como Honduras (5 mil 530 puntos), Bolivia (5 mil 160), Guatemala (5 mil 110), República Dominicana (4 mil 870) y México (4 mil 270) se encuentra a niveles de concentración sumamente elevados.

Es decir, son los países con menor competencia efectiva en el segmento móvil, con el mayor grado de concentración de mercado en posesión del operador dominante respectivo de cada país.

El IHH se obtiene al sumar el cuadrado de las participaciones de mercado de cada empresa u operador en el mercado y, por lo general, se reporta en escala entre 0 y 10 mil puntos. Cuando se aproxima a cero su interpretación es que el número de empresas participantes cuenta con tamaños relativos similares; es decir, la competencia es teóricamente perfecta. En contraste, cuando alcanza su máximo de 10 mil se aproxima a una estructura monopólica.

Por su parte, Puerto Rico (2 mil 880 puntos), El Salvador (2 mil 780), Perú (2 mil 640), Brasil (2 mil 540) y Chile (2 mil 510) son los mercados móviles más competitivos en Latinoamérica, en los que se identifican niveles moderados de concentración de mercado y condiciones favorables de oferta para los usuarios finales; además, es en estos mercados en los que se registran ritmos más acelerados en el ejercicio de inversiones entre los operadores.

The CIU explicó que desde 2012, México registra una disminución de 19.4 por ciento en el IHH, pero es un resultado insuficiente al ser de los mercados con un elevado grado de concentración y de los de menores ganancias en competencia entre los países de la región.

Aseveró que una de las vías más efectivas para detonar una desconcentración de mercado y gestar competencia efectiva es la generación de condiciones equitativas de oferta entre operadores, idealmente entre dos o más oferentes de tamaño similar que se disputen el mercado.

Sin embargo, México destaca como el país en el que hay una disparidad significativa en términos de participación de mercado entre el primer y segundo lugar, tal que Movistar, el segundo operador con el mayor número de suscriptores, se encuentra a 42.8 puntos porcentuales del operador dominante Telcel (América Móvil).

“Esta diferencia es abismal, preocupante y marcadamente distorsionante, puesto que condiciona a una oferta inequitativa entre operadores, aunado a los limitados incentivos al ejercicio de inversiones. A pesar de ello, los operadores competidores, especialmente los Operadores Móviles Virtuales (OMV) han optado por la competencia vía tarifas disruptivas y diferenciación con respecto al jugador principal.
En franco contraste, apuntó la consultora, Perú, Brasil, Argentina, Costa Rica y Chile destacan como los países con una competencia efectiva entre el operador líder y el segundo lugar, circunstancia que impulsa el dinamismo competitivo agregado en el mercado, aunque es importante seguir promoviendo el crecimiento y desarrollo de los operadores entrantes o de menor escala para alcanzar condiciones equitativas entre jugadores.