México | El Internet para el Bienestar, sin rumbo

El Economista – Gerardo Flores

El fin de semana me llamó la atención una nota publicada en el periódico estadounidense The Wall Street Journal, sobre un inesperado problema que enfrenta el programa de impulso al despliegue de infraestructura de redes de banda ancha de alta velocidad en zonas rurales de los Estados Unidos, para el que el Congreso de aquel país autorizó la friolera de 42 mil 500 millones de dólares americanos. Aún no se han empezado a desembolsar los apoyos previstos en ese programa, y las empresas interesadas en participar en el despliegue de las redes ya detectaron que hay un importante problema de escacez de mano de obra especializada en el tendido y mantenimiento de fibra óptica.

Se trata sin duda de una especie de problema que ya quisiéramos enfrentar en nuestro país, porque tienen los recursos financieros, pero ahora el reto allá es resolver los requerimientos de recursos humanos para poder llevar a buen puerto el nada despreciable programa de inversión de la administración del presidente Biden para impulsar la instalación de infraestructura de banda ancha de alta velocidad que permita reducir la brecha de acceso en zonas rurales de nuestro vecino del norte.

En México el problema es multifactorial, lamentablemente. Por un lado no se puede contar con un monto de recursos que pudiera ser comparable, incluso ajustando por diferencias en el tamaño de la economía. Por otra parte, todo indica que -como ya lo hemos expresado en este espacio y otros- al interior del gobierno del presidente López Obrador no hay claridad sobre la conveniencia de las metas u objetivos que se impusieron por lo que hace al despliegue de infraestructura para llevar conectividad de banda ancha a zonas del país donde no se cuenta con ella o donde la que hay es muy limitada, por un lado, así como tampoco sobre la sostenibilidad del esfuerzo de inversión en un proyecto cuya misión central es lograr que las 2,469 cabeceras municipales que conforman el país tengan conectividad con una red móvil, pero que se queda ahí, en llevar la posibilidad de que la gente se conecte, por otro lado.

Obviamente no se puede afirmar que en Estados Unidos tengan resueltos los desafíos en términos de la estrategia que debería seguirse, los alcances y los tiempos, pero me queda claro que tienen una mucho mejor idea de cuál es la naturaleza de las redes, fijas y móviles, cuál es la prospectiva para cada tipo de red, por qué la gente necesita internet de ultra alta velocidad, cuáles son los riesgos de que determinadas zonas de esa nación se rezaguen en contar con esa infraestructura de acceso de alta velocidad, y muy importante también, qué hay que hacer para que la gente tenga el interés en y esté consciente de la necesidad de usar esa infraestructura para aprovechar las ventajas que les brinda.

A lo que voy es que desafortunadamente, nuevamente nos encaminamos a un sexenio perdido en términos de la oportunidad que se dejó pasar para estructurar una estrategia sólida, que identificara los requerimientos de infraestructura en cada región del país, fija y móvil, de transporte y de acceso; que identificara también las necesidades de capacitación de las personas en distintos grupos de ingreso para poder sacar el mejor provecho a la conectividad; que detectara las necesidades para impulsar la formación de capital humano con habilidades STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) que permita colocar a México en una trayectoria estable con la mira puesta en lograr una sociedad conectada.

¿Cómo esperar que se hubiera pensado en una estrategia con esas aristas, que además hubiera sumado a estados y municipios para crear un ambiente favorable para el despliegue de infraestructura, si observamos que ni para los mega proyectos como el Tren Maya o la refinería de Dos Bocas se tuvo una estrategia bien elaborada que abarcara la mayor proporción posible de riesgos potenciales o de retos a resolver? En fin, lamentablemente se puede afirmar que el proyecto de Internet para el Bienestar, no tiene rumbo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies