México | AT&T y Telcel pagan 42 millones de dólares por tramos del espectro PCS

El Economista Nicolás Lucas

Las telefónicas AT&T y Telcel pagaron una suma global de 855 millones 722,479.73 pesos, alrededor de 42.2 millones de dólares, por mantener la explotación de diversos bloques regionales de la banda de 1.9 GHz o PCS por veinte años más, contados a partir de abril del año 2025.

Las compañías consiguieron renovar un total de 15 títulos de concesión de frecuencias ubicadas entre los rangos de los 1890 y 1975 Megahertz, según cada caso en particular. La posesión de las frecuencias ayudará a esas dos marcas a mantener y mejorar la calidad de sus servicios 4G-LTE.

Para este refrendo de frecuencias, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) utilizó un criterio de cobro de contraprestación por aprovechamiento de espectro más apegado al valor internacional de la banda de PCS, debido a que este tipo de frecuencias son caras en su adquisición en México ante los criterios económicos que imponen la Cámara de Diputados y la Secretaría de Hacienda en la Ley Federal de Derechos por pagos anuales para su aprovechamiento.

Por esta determinación de esos dos órganos de gobierno que encarece las bandas radioeléctricas, algunas telefónicas han resuelto devolver sus frecuencias de espectro PCS al Estado y nadie quiso comprar tampoco banda de 1.9 GHz en la pasada licitación de espectro IFT-10 del año 2021.

Los únicos adquirientes en esa subasta fueron Telcel y AT&T, que compraron bandas de AWS, 2.5 GHz y de 800 MHz, algunas de ellas con características técnicas similares y de mayor cobertura que estas PCS regionales que las dos compañías refrendaron en este marzo de 2022.

Aún con la aplicación del criterio sobre el valor de la mediana internacional de la banda de PCS que utilizó el IFT como referencia, el costo de adquirir ese espectro resultó ser 56% más caro en México, reconoció el regulador en sus resoluciones P/IFT/090322/138 y P/IFT/230322/191.

“Haber empleado la misma referencia que se ha utilizado para valuar las bandas PCS hasta principios del año 2019, resultaría en detrimento del desarrollo del sector de las telecomunicaciones (…) Los montos de contraprestación previstos en esta resolución tienen el objetivo de no contribuir a la ya expuesta sobrevaluación de la banda PCS y fomentar la prestación de servicios de acceso a Internet y telefonía móviles con mejores niveles de calidad; generar competencia para favorecer precios asequibles para los ciudadanos, así como contribuir a la conectividad y reducir la brecha digital entre la población”, argumentó el IFT.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones reconoce que las altas cargas tributarias por la explotación del espectro se han convertido en barreras de entrada para nuevos competidores y desaniman a aquellos que ya prestan servicios, pues éstos hacen devoluciones de frecuencias, complicando el despliegue de infraestructura, las inversiones y limitando la cobertura.

En desglose, el IFT renovó el 9 de marzo a Telcel un total de nueve títulos de concesión, para explotar bloques regionales de PCS en los rangos de 1890-1895 y 1970-1975 MHz; es decir, un tramo de 10 MHz y en cada una de las nueve regionales celulares en que ha sido dividido el territorio mexicano.

Telcel pagó 692 millones 622,982.95 pesos por retener esos nueve títulos de concesión.

El 23 de marzo, la empresa AT&T consiguió renovar seis títulos que comprenden la explotación de los segmentos 1905-1910 y 1985-1990 MHz en las regiones celulares 2, 3, 5, 6, 7, y 8. AT&T pagó por todas estas frecuencias un total de 163 millones 99,496.78 pesos.