Meta se hunde en su propio metaverso

Meta, antes conocida como Facebook, informó un desempeño decepcionante durante el cuarto trimestre de 2021.

La situación ha generado preocupaciones respecto al crecimiento de la compañía en el futuro y obliga a cuestionar la viabilidad de la visión del metaverso de Mark Zuckerberg, que ha generado grandes pérdidas para la empresa.

La familia de aplicaciones de Meta que incluye WhatsApp, Instagram y Messenger reportó un total de 3 mil 590 millones de usuarios activos mensuales en el cuarto trimestre, un crecimiento del 9 por ciento anual, pero muy débil en comparación con los 3 mil 580 millones del trimestre anterior.

Mientras que Facebook se estanca en términos de adhesión de nuevos usuarios, informó un total de 2 mil 910 millones de usuarios mensuales, la misma cifra que el tercer trimestre. 

Recomendado: Meta construye la supercomputadora de IA más rápida del mundo

La red social se enfrenta a una mayor competencia por el tiempo e interés de los usuarios, donde plataformas como TikTok y YouTube están ganando terreno con la creciente popularidad de los videos cortos en formato vertical. 

El negocio de publicidad de Meta reportó ingresos por 32 mil 639 millones de dólares. La compañía justificó su bajo rendimiento por una serie de factores. En principio culpó nuevamente a los cambios de privacidad en iOS de Apple, que han dificultado la orientación y medición de anuncios en la red social. 

Lee: Meta y Twitter se unen a la moda de los NFT

También señaló los desafíos macroeconómicos y un menor crecimiento, en parte por la inflación y por los problemas de la cadena de suministro que están afectando los presupuestos de los anunciantes.

Por el lado de las impresiones, se las está viendo difícil debido al cambio hacia el video con el producto de Reels, un formato que no ha logrado monetizar al mismo nivel que la sección de Noticias o Feed y Stories.

Construir el metaverso le está costando mucho dinero a Meta

ikW8I0Z7PA6ljwUSd rG5s 17opxmb3AsYfh1dkn4x6FLXg4E NisAmEz12hzp2

Esta es la primera vez que Meta divide su informe financiero entre su negocio principal, que son las aplicaciones de redes sociales, aparte de la nueva unidad de hardware (incluyendo el casco Meta Quest de Realidad Virtual) y el desarrollo de experiencias inmersivas y aumentadas (denominada Reality Labs).

La familia de aplicaciones de Meta obtuvo ingresos de 32 mil 794 millones de dólares con una utilidad operativa de 15 mil 889 millones de dólares en el cuarto trimestre. El segmento Reality Labs obtuvo 877 millones en ingresos en el trimestre con una pérdida operativa de 3 mil 304 millones de dólares.

La división Reality Labs es la encargada de construir la nueva ambición de Mark Zuckerberg por los mundos virtuales. El metaverso es considerado por Meta como la próxima gran plataforma informática después de la web.

Recomendamos: Esta ciudad brasileña realizó la primera reunión de negocios en el metaverso

Sin embargo, Meta está gastando mucho efectivo en lograr su objetivo y las pérdidas seguirán aumentando significativamente a lo largo de 2022, según advirtió el Director Financiero, David Wehner.

De no ser por las inversiones en los proyectos de Realidad Virtual/Aumentada, Meta habría ganado más de 56 mil millones de dólares durante todo el año pasado, según los analistas de CNBC.

Meta terminó el año 2021 con ingresos totales de 117 mil 929 millones de dólares, un crecimiento del 37 por ciento respecto al año anterior. Meta espera gastar más de 90 mil millones de dólares en talento técnico e infraestructura.

El gigante de las redes sociales tiene al menos 10 años para lograr desarrollar por completo su metaverso y ganar la ventaja en el mercado de los mundos virtuales, frente a rivales más avanzados como Epic Games y Roblox.

Relacionado: Meta es un copión: investigan prácticas anticompetitivas en división de Realidad Virtual

Pero aunque Meta tenga mucho dinero para gastar en estos proyectos, la empresa aún debe navegar sobre las turbias aguas del escrutinio regulatorio que amenaza con destruir sus principales adquisiciones en aplicaciones, así como las críticas sobre privacidad y seguridad que se originaron por las filtraciones de una exempleada.

Tras un cambio de estrategia y de nombre, Meta demostró ser un caso atípico entre las grandes empresas de tecnología como Microsoft, Alphabet y Apple, las cuales han reportado finanzas alentadoras en el último trimestre.