domingo, octubre 2, 2022
HomeANÁLISISMás fibra para todos: el éxito de España, el fracaso del Reino...

Más fibra para todos: el éxito de España, el fracaso del Reino Unido y Estados Unidos

La fibra óptica ha demostrado su valor para seguir desarrollando el proceso de digitalización y enfrentar la rápida evolución que presentan las redes y las telecomunicaciones, así como satisfacer las demandas de los usuarios por mayor rapidez y confiabilidad en la conexión.

La fibra ha mostrado ventajas en comparación con la conexión por cable de cobre, en cuanto a la velocidad, la distancia, la inmunidad a la transferencia electromagnética, entre otras.

España es uno de los países más avanzados del mundo y ocupa el primer lugar en Europa en cuanto a cobertura y clientes de esta tecnología.

El éxito

España terminó el año 2019 con más instalaciones conectadas que la suma de Francia, Alemania, Italia y el Reino Unido. En total, España tiene un 2 por ciento más de instalaciones conectadas con fibra que el conjunto de las cuatro principales potencias económicas de Europa, con 10.261 mil frente a 10.061 mil. Francia cuenta con 6,800 instalaciones conectadas por fibra óptica; Italia 1,461; Reino Unido 1,150l; y Alemania 650. Los datos son proporcionados por Analysys Mason, una compañía global de consultoría e investigación con sede central en Londres.

España alcanzó 10.3 millones de conexiones de fibra hasta el hogar en 2019, lo que representa un aumento de 1.6 millones respecto a diciembre de 2018, según datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

En el último trimestre de 2019, los únicos accesos que crecieron fueron los correspondientes a fibra hasta el hogar (FTTH), con 51 millones de hogares desplegados frente a los 45 millones de diciembre de 2018.

Hasta junio de 2019, el 80.4 por ciento de la población de España contaba con acceso a esta conectividad, aumentando en un 3 por ciento con respecto a 2018. Además, la fibra óptica pasó de estar presente en el 38 por ciento de los municipios de menos de cinco mil habitantes al 49.8 por ciento en el mismo periodo.

Estos datos surgen del informe Cobertura de banda ancha en España en el año 2019, publicado por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, a través de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones e Infraestructuras Digitales.

Además, según el estudio de la Fundación Telefónica Sociedad Digital en España 2019, tres de cada cuatro hogares en el país disponen de fibra óptica, lo cual les otorga acceso ultrarrápido a Internet. Eso coloca a España seis puntos por encima de la media Europea.

Recomendado: La cobertura de banda ancha llegó al 94% de España en 2019

Del total de líneas FTTH hasta diciembre de 2019, un 42.8 por ciento corresponde a Movistar (marca de Telefónica), que cuenta con 4.3 millones de líneas. Seguido de Orange con 3.1 millones y Vodafone con 1.2 millones.

En España se implementaron condiciones para permitir el rápido despliegue de la tecnología. Se promovió la inversión y la competencia, creando incentivos para que los operadores desplegaran redes de fibra.

Por ejemplo, Telefónica no estaba obligada a permitir el acceso de otros proveedores a su red a velocidades superiores a 30 megabits por segundo y eso significaba que otros operadores desplegaban sus propias redes para competir por servicios de banda ultra ancha.

Sin embargo, para ampliar la cobertura, desde 2016 el órgano de competencia determinó que Telefónica debía abrir su fibra óptica a nivel nacional, a excepción de 66 municipios donde existe una mayor inversión en esta tecnología.

Asimismo, los operadores españoles tuvieron acceso a las infraestructuras civiles de alta calidad necesarias para conectar la fibra al hogar. Esto incluía alcantarillas, ductos, postes y acceso a edificios, así como la obligación de los propietarios de proporcionar acceso a la infraestructura de fibra en el edificio.

Telefónica espera que para el año 2024 toda su cobertura de red fija sea de fibra óptica.

El fracaso

En el Reino Unido, apenas un 10 por ciento de los hogares puede acceder a FTTH, equivalente a tres millones de hogares, de acuerdo con el informe anual de Conectividad Nacional del regulador de comunicaciones, Ofcom, que analiza la disponibilidad de servicios de banda ancha y móviles en todo el país.

Se informó una adición neta de 1.4 millones con respecto a las cifras del año pasado. Irlanda del Norte tiene la mayor cobertura de fibra completa de cualquier nación del Reino Unido, con casi un tercio de los hogares (31%) capaces de recibirla. Gales también estuvo por encima del promedio del Reino Unido, con una cobertura de 12 por ciento.

El Consejo Europeo FTTH, en su clasificación anual 2020, informó que la tasa de penetración en el mercado en el Reino Unido es del 2.8 por ciento (frente al 1.3 por ciento de 2018) y una tasa de utilización del 18.2 por ciento (frente al 13.1 por ciento de 2018).

Fue hasta 2017, cuando Ofcom estableció una serie de medidas a favor de la inversión que impulsaron el despliegue completo de fibra por parte de una variedad de compañías de banda ancha. Desde entonces, la cobertura total de fibra se ha triplicado.

Las medidas incluyen el creciente apoyo del gobierno a las redes “con capacidad de gigabits”, como a través de sus vacaciones de tarifas comerciales en fibra nueva, vales de conexión, otros esquemas de financiación y cambios regulatorios a través de Ofcom para ayudar a apoyar la inversión. También se han prometido 5 mil millones de libras para ayudar a llevar servicios gigabit a todos los hogares a fines de 2025.

Se ha visto un aumento significativo en la competencia entre los proveedores de Internet de “fibra completa” durante los últimos tres años, lo que ha ayudado a impulsar el mercado en el Reino Unido. En la actualidad, la mayoría de estos son despliegues comerciales en áreas urbanas, mientras que el gobierno impulsará las construcciones rurales.

Relacionado: 23% de la población rural en EE.UU. carece de cobertura de banda ancha de mínima velocidad

En el caso de Estados Unidos, la banda ancha de fibra se encuentra disponible para 46.5 millones de hogares únicos, es decir que sólo 37 por ciento del total de hogares tiene acceso a una conexión de fibra, y en el país sólo 20.5 millones tienen una suscripción de banda ancha de fibra, de acuerdo con un estudio de Fiber Broadband Association de diciembre de 2019, que incluye tanto los datos de los pequeños proveedores locales, estatales, hasta los de los grandes operadores como Verizon.

Durante el año pasado, las redes de banda ancha de fibra estuvieron disponibles para 6.5 millones de hogares únicos adicionales, un nivel récord de adiciones, lo que implica un aumento de 16 por ciento desde 2018. Los proveedores más pequeños representaron el 25 por ciento de estas nuevas conexiones domiciliarias.

AT&T sigue siendo un gran jugador. Obtuvo 318 mil nuevos suscriptores, logrando el 3.5 por ciento del crecimiento de los ingresos de banda ancha IP del tercer trimestre. Verizon vio ganancias en FTTH, agregando 36 mil suscriptores en el tercer trimestre de 2019. 

Otro informe de Fiber Broadband Association señala que sólo el 50 por ciento de los hogares de Estados Unidos tendrá acceso total de fibra para 2025, es decir, en cinco años más.

Al ritmo actual, “para 2025, se pasarán aproximadamente 25.9 millones de hogares adicionales para un total de 65.1 millones, alrededor del 50 por ciento de los hogares estadounidenses”, prevé el estudio.

Y prevé que sólo hasta el 2029, se podría pasar al 90 por ciento de los hogares de Estados Unidos al aumentar el gasto en redes de fibra en aproximadamente 70 mil millones de dólares adicionales. Señala que pasar el 80 por ciento de los hogares estadounidenses con fibra requerirá gastar aproximadamente 50 mil millones de dólares adicionales. Mientras que pasar del 90 al 100 por ciento sería mucho más caro porque requeriría conectar las partes menos pobladas del país, que constituyen “la gran mayoría de las tierras de Estados Unidos”.

Gran parte del aumento se produjo en los últimos cuatro años debido a que AT&T desplegó fibra en 12.5 millones de ubicaciones de clientes. Eso fue parte de un proyecto requerido por el gobierno que AT&T acordó en 2015 a cambio de la aprobación para comprar DirecTV. Esa construcción ya está terminada.

Datos de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) señalan que más de 19 millones de estadounidenses carecen de acceso a banda ancha, y la gran mayoría vive en comunidades rurales. De hecho, el 24 por ciento de los estadounidenses rurales no cuentan con acceso a banda ancha fija con velocidades de al menos 25 Mbps de descarga y 3 Mbps de carga.

La fibra ofrece velocidades mucho más rápidas y generalmente proporciona cargas que son tan rápidas como las descargas. La FCC ha ordenado a los ISP que envíen datos más precisos, lo que podría revelar brechas de banda ancha aún mayores.

El despliegue de fibra en las comunidades rurales será un paso clave para resolver la brecha digital en Estados Unidos.Entre 2018 y 2019, el país ha experimentado un aumento en el despliegue de fibra, por lo que los hogares que se conectan a través de esta tecnología en áreas rural ascendieron de 5 millones 900 mil hasta los 6 millones 500 mil, informó Ajit Pai, presidente de la FCC.

Itzel Carreño
Itzel Carreño
Itzel Carreño es editora de contenidos multimedia especializada en los mercados de América Latina. Estados Unidos y lo relacionado con redes de telecomunicaciones y servicios audiovisuales.

Publicidad

LEER DESPUÉS