lunes, noviembre 28, 2022
HomeDPL NEWSLos "Netflix" y cableras: de la guerra al amor

Los “Netflix” y cableras: de la guerra al amor

Los servicios de video por streaming como Netflix, Amazon Prime Video, Disney+ o Star+ fueron los enemigos principales de las empresas cableras que ofrecen servicio de televisión, Internet y telefonía.

Cuando los streamers llegaron al mercado, pusieron a temblar a las cableras, pues se convirtieron en competidores directos, con mejores producciones, incluso propias, y contenidos mucho más atractivos que aquellos transmitidos por la televisión de paga tradicional.

Incluso, las cableras argumentaron que había una competencia sin equidad, pues los servicios por streaming ocupaban una buena parte del ancho de banda de las redes que desplegaron las cableras, y sin pagar un solo peso por ello.

En pocas palabras, la competencia de las cableras no sólo le estaba robando a sus usuarios, sino además utilizaba su infraestructura de manera gratuita.

Hubo diversas “protestas” públicas de las cableras, pero ninguna tuvo mayor repercusión, ya que establecer una regulación para los servicios de streaming, como llegaron a solicitar las cableras, hubiera sido un error, pues se trataba de servicios nuevos de los que ni siquiera se sabía cuál iba a ser su evolución en el mercado mexicano.

Y esa evolución resultó en que la guerra de las cableras con los servicios de video por streaming se terminó, al darse cuenta de que si no iban a poder enfrentar al enemigo, mejor se unirían a él.

A 11 años de que se estrenara Netflix en México, y con ello una oleada de otros servicios por streaming, estos y las cableras ya son socios, por lo menos en el método para ofrecer las apps y obtener beneficios de ambas partes.

Hoy en día, prácticamente todos los servicios de televisión e Internet por cable ofrecen paquetes en los que incluyen una o varias apps de video por streaming, lo que hace más fácil para los usuarios contratarlos, pagarlos y consumirlos.

Permítanme contarles que, en mi caso, tengo contratado un paquete triple play con Izzi, del cual no utilizo el teléfono, los contenidos de TV los consumo casi nada, y en realidad sólo me beneficio del Internet y del precio de apps de streaming, que es más barato que contratarlos de manera individual por fuera del paquete con la cablera.

En otras palabras, de un paquete triple play que pago de manera mensual, sólo consumo el Internet y 5 apps de streaming que están incluidos.

Ahí está el secreto de la supervivencia de los servicios de televisión de paga tradicional, han pasado de una guerra con los servicios por streaming, a una relación de amor que les ha permitido seguir con su negocio en la nueva era de consumo de contenidos.

Ya veremos si la relación entre ambas partes continúa en ese sentido, o de pronto el mercado se encamina por un nuevo rumbo. Por ahora, a muchos usuarios, yo incluido, nos conviene pagar las apps de streaming en un paquete completo de triple play.

Alejandro González
Alejandro González
Alejandro González tiene más de 13 años en el ejercicio periodístico cubriendo temas de la fuente de negocios, telecomunicaciones, tecnología, propiedad industrial y emprendimiento. En los 10 recientes años se desempeñó como reportero titular en Grupo Reforma (Reforma, Mural, El Norte y Agencia Reforma). También ha cubierto eventos y entrevistas a nivel internacional en países como España, Estados Unidos, Israel, Brasil, Inglaterra, entre otros.

Publicidad

LEER DESPUÉS