domingo, octubre 2, 2022
HomeDPL NEWSLos desafíos de integrar a la región andina a través de una...

Los desafíos de integrar a la región andina a través de una agenda digital

Desde 2019, los países de la región andina comenzaron la elaboración de su hoja de ruta para la transformación digital. A fines de abril de 2022, finalmente presentaron la Agenda Digital Andina (ADA); sin embargo, su implementación conlleva muchos desafíos, debido a la diversidad de condiciones de Perú, Bolivia, Colombia y Ecuador.

Integrar a la región andina a través de una agenda digital es un gran reto, debido a la diversidad de condiciones políticas, económicas, sociales y geográficas de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú

Algunos de los principales desafíos que enfrenta son que la región está mal posicionada en los rankings internacionales de telecomunicaciones; la desigualdad digital: los cuatro países denominan el sector de manera diferente; un desafío organizacional y funcional, pues tienen a las telecomunicaciones por un lado y las TIC por otro y la falta de independencia de los órganos reguladores, además de que no existe la libre competencia y, finalmente, la inexistencia de un mercado común, es decir, que las entidades no pueden comparar porque no tienen los mismos parámetros.

Te recomendamos: Mercado Digital Andino: una oportunidad histórica

Los cuatro países que conforman la Comunidad Andina tienen una superficie conjunta de 3 millones 798 mil kilómetros cuadrados y una población total de 111 millones de habitantes. En el transcurso de los últimos años, sus gobiernos, a través de la Secretaría General de la CAN, coordinaron un trabajo conjunto para elaborar su hoja de ruta para la transformación digital.

Agenda Digital Andina (ADA)

Tras tres años de trabajo, el 28 de abril de 2022 finalmente se presentó la Agenda Digital Andina (ADA), en el marco de la XXIX reunión ordinaria del Comité Andino de Autoridades de Telecomunicaciones (CAATEL).

Según el Secretario General de la Comunidad Andina, Jorge Hernando Pedraza, este instrumento busca abordar el reto de asegurar que los 111 millones de habitantes de la región cuenten con acceso pleno a las telecomunicaciones y a las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC)

“La Agenda Digital Andina, que es uno de los hitos que hemos venido promoviendo desde mi llegada en el año 2019, es un instrumento que va a permitir modernización en muchos aspectos y competitividad mundial en muchos otros”, comenta Pedraza en entrevista con DPL News.

“Uno de los títulos importantes a título de sugerencia para nuestros Estados es llegar con más cobertura a más gente”, explica Pedraza. “Eso es inclusión digital, pero sólo es un medio. El fin realmente es la inclusión social.

“Y esa infraestructura implica pasar por la última milla, crear condiciones de acceso, sobre todo a lugares apartados, entonces tendremos que apelar a unas soluciones satelitales, para que haya telemedicina, crear acceso a contenidos académicos, de estudio, la posibilidad de que ningún niño se quede sin educación, porque al final del día, las tecnologías son el camino más expedito para sacar a la gente de la pobreza, porque dan la oportunidad de igualdad de acceso, a las oportunidades de conocimiento, de información”, complementa.

La ADA fue desarrollada por el CAATEL, en cumplimiento de la Declaración de Lima, de mayo de 2019, que fue ratificada por los países miembros en las declaraciones del Consejo Presidencial Andino de 2020 y 2021.

Julián Cardona y Nicola Stornelli elaboraron una consultoría sobre el ecosistema digital andino que fue adoptado por la CAN. “En nuestra consultoría hicimos unas conclusiones y recomendaciones, unos pilares, que fueron adoptados como Agenda Digital”, explica Stornelli, quien es analista y consultor de políticas públicas para las TIC y las telecomunicaciones, y columnista de El Tiempo y DPL News.

La hoja de ruta de la Agenda Digital Andina tiene cinco ejes: 

  1. Gobierno digital y transformación digital.
  2. Infraestructura y conectividad.
  3. Talento digital.
  4. Economía digital.
  5. Nuevas tecnologías para el desarrollo sostenible.

Estado de la situación normativa digital de la región andina

Nicola Stornelli y Julián Cardona son los autores del estudio Análisis y diagnóstico del ecosistema digital de la comunidad andina para el sector de telecomunicaciones y TIC. Estado de la situación normativa, conclusiones y recomendaciones, que sirvió de base para la elaboración de la hoja de ruta de la ADA.

Los consultores elaboraron el diagnóstico del ecosistema de la región andina a partir de nueve criterios o ejes temáticos:

  1. Denominación del sector.
  2. Estructura organizacional del país.
  3. Propuestas y estrategias sobre políticas públicas en el sector de Comunicaciones (Telecomunicaciones y TIC).
  4. Normatividad sobre Telecomunicaciones.
  5. Normatividad sobre TIC.
  6. Regulación y propuestas regulatorias para el sector de Telecomunicaciones y TIC.
  7. Inspección, vigilancia y control para la protección de la competencia y los derechos de los consumidores (Autoridades de la Competencia) para el sector de Comunicaciones: Telecomunicaciones y TIC.
  8. Estadísticas de Telecomunicaciones y TIC.
  9. Estudios externos y recomendaciones sobre las Telecomunicaciones y TIC.

Desafíos del ecosistema digital andino

En entrevista con DPL News, Cardona y Stornelli compartieron los principales hallazgos de su investigación. “Los cuatro países tienen diversidades muy importantes y se encuentran relativamente mal ubicados en los indicadores internacionales, están muy abajo en las tablas”, comenta Cardona, quien es ingeniero en Electrónica. 

“El segundo aspecto es la desigualdad digital –prosigue–: los cuatro denominan al sector de manera diferente”. Sobre la denominación, resalta que tres de los cuatro países de la CAN mantienen en su nombre el concepto de telecomunicaciones: Bolivia y Perú denominan al sector de Telecomunicaciones; Ecuador lo llama de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información; mientras que Colombia es el único que lo denomina sector TIC: de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

Por ello, los consultores en negocios y políticas de telecomunicaciones y TIC resaltan la necesidad de que los cuatro países miembros de la CAN se reúnan para homogeneizar el lenguaje, las estadísticas y las definiciones, “para poder marchar al unísono con un sector que es de tipo técnico”, pues consideran que el aspecto que está fallando es la definición de los conceptos y en ellos hay desfase regulatorio.

“Se trata de crear una armonía y ese es un diálogo, un intercambio –explica Jorge Hernando Pedraza–, tanto a nivel técnico como de comité, digamos, de trabajo y poder avanzar en la dirección que permita incluso haciendo una evaluación de todas nuestras materias, crear esos denominadores comunes de identidad, que sea esa integración, que incluso las tecnologías, no importa su arquitectura actual, puedan hablarse”.

Brechas digitales: redes móviles y banda ancha fija

Cardona y Stornelli son muy incisivos en que la solución en este sentido no consiste en ‘masificar el Internet’, como claman los líderes políticos, sino en, una vez unificados los criterios, universalizar el acceso a la banda ancha de alta velocidad

En cuanto a la disyuntiva entre banda ancha fija e Internet móvil, los consultores reconocen que, pese a que la conectividad móvil ha sido el gran democratizador de Internet en toda América Latina, los Estados de la CAN deben ser emprendedores para aumentar la conectividad fija en los hogares y las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) para cerrar las brechas digital y de productividad en la región.

“Hay dos tipos de brechas digitales: la de acceso y la de productividad”, explica Cardona. “Acceso es que yo pueda tener una conexión y hacer cualquier cosa, pero la de productividad es que yo pueda trabajar. Nadie puede trabajar si no tiene una conexión de banda ancha estable, que es banda ancha fija. Es la única que resuelve el problema”, enfatiza.

“Internet es un igualador social y la más poderosa herramienta de transformación que ha tenido la humanidad”

Julián Cardona y Nicola Stornelli

El ingeniero Cardona explica que una de las claves del Internet es la calidad, y para que la región andina pueda cumplir con esa meta, los países deben hacer las inversiones para crear puntos de manejo de tráfico (IXP, por sus siglas en inglés), llamados acuerdos de peering, que hacen que el viaje de la señal vaya a un punto de tránsito que esté muy cercano y, por lo tanto, que el regreso de la señal de ida y de venida sea muy corto.

Es necesario “que los países se pongan de acuerdo y diseñen una red para la región integrada de tal manera que la calidad suba y la banda ancha sea mayor. El objetivo fundamental del IXP y de toda la Agenda Digital es afrontar el tema número uno: que es conectar a todo el mundo”, sentencia.

Telecomunicaciones y TIC

Cardona y Stornelli hacen hincapié en la necesidad de distinguir las telecomunicaciones de las TIC, ya que, al ser distintas, cada una requiere de una estrategia y regulación particular y focalizada. Y proponen integrar ambas en un macrosector de comunicaciones.

Las telecomunicaciones y las TIC no son iguales, son complementarias. El concepto totalizador es comunicaciones como lo ha dicho la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT)”, explica Cardona.

“Las dos son separadas y cada una debe de tener una regulación. ¿Qué pasa? Las telecomunicaciones han sido reguladas en todo el mundo a través de la historia y las TIC apenas las estamos regulando. La gran discusión es que si tú no tienes los conceptos claros, tú no sabes qué es lo que tienes que manejar y cómo regularlo”, complementa.

Los consultores creen que una sinergia y economía de escala permitiría que las tres principales empresas de telecomunicaciones de la región, América Móvil (AMX), Telefónica y Millicom, con sus respectivas marcas comerciales, Claro, Movistar y Tigo, pudieran integrar sus operaciones y ofrecer mayores inversiones que redundarían en mejores servicios para los ciudadanos.

En este sentido, Julián Cardona expone que la velocidad promedio de bajada en los países de la región oscila entre los 10.5 y los 11 Mbps, mientras Nicola Stornelli no se aventura a decir cuál debería ser el mínimo, aunque aclara que debe ser alto.

“Si nosotros como Estado colocamos una vara alta para decir qué es banda ancha, eso hace que todos los países crezcan en su conectividad, en el mejoramiento de los indicadores de penetración y eso hace también que los operadores entiendan que tienen que hacer un esfuerzo económico para conectar más y mejor a la gente”, asegura Stornelli.

En ese sentido, destaca la declaración hecha por la Ministra de Telecomunicaciones y presidenta pro tempore del CAATEL, Vianna Maino, de unificar la definición de banda ancha de alta velocidad en los cuatro países, durante la presentación de la ADA.

Relacionado: Armonizar la definición de Internet en términos de velocidad, uno de los objetivos de la Agenda Digital Andina

Los consultores también concluyen que los órganos reguladores no son independientes en el nivel que deberían serlo y la política de gestión del espectro debe ser una política de Estado y no de gobierno.

“Una Agenda Digital Andina para la CAN debe verse como un instrumento de supervivencia, de productividad y como habilitador de derechos humanos y fundamentales”

Julián Cardona y Nicola Stornelli

Recomendaciones para integrar el ecosistema digital andino

Los consultores recomiendan crear un marco dinámico de políticas como tablero de referencia para los países; incluir el bienestar digital en la legislación; considerar a las telecomunicaciones y las TIC como un servicio público esencial fundamental e incorporar la regulación de las TIC, es decir, redes sociales, OTT y las plataformas digitales, en la Agenda Digital Andina.

Como estrategia de telecomunicaciones, Cardona y Stornelli proponen asignar espectro radioeléctrico para 5G; apagar las redes heredadas de 2G y 3G, masificar la fibra óptica y la tecnología VoLTE.

“Tenemos que dar el paso para que 5G sea un instrumento de más alta velocidad, llegar con más contenido de banda para que tengamos más acceso a más información. Hoy el mundo así lo requiere porque la pandemia nos exigió y nos obligó a pasar muchísimo a la virtualidad”, comenta Jorge Hernando Pedraza.

Mientras que como estrategia TIC, de economía y transformación digital, exhortan a promover agendas digitales armonizadas, acordar estrategias de gobierno digital, ciberseguridad, comercio electrónico, firma digital, Inteligencia Artificial, neutralidad de red, Big Data, analítica de datos en la Nube, alfabetización, apropiación y habilidades digitales.

Por último, alientan a pasar a una regulación de quinta generación, colaborativa y unificada sobre principios, materializar la independencia real de los órganos reguladores y definir el principio de la libre competencia, además de impulsar la formación de un mercado digital regional.

Publicidad

LEER DESPUÉS