martes, noviembre 29, 2022
HomeDPL NEWSLa digitalización energética es el corazón de la Industria 4.0: Schneider Electric

La digitalización energética es el corazón de la Industria 4.0: Schneider Electric

En entrevista con DPL News, Caroline Hoarau, directora de Automatización Industrial de Schneider Electric, explica cómo la gestión y consumo de la energía puede medirse como un síntoma del funcionamiento de una planta industrial o un edificio.

Si la energía es el pulso de las industrias, entonces la digitalización energética es el corazón de la Industria 4.0: esa es la premisa de Schneider Electric, una compañía francesa que idea y ofrece soluciones inteligentes para la automatización y gestión de la energía en las industrias, empresas, fábricas, plantas operativas, edificios y centros de datos.

En entrevista con DPL News, Caroline Hoarau, directora de Automatización Industrial de Schneider Electric para México y Centroamérica, explica cómo a partir de las tecnologías de administración de la energía es posible guiar la toma de decisiones de los procesos de una organización, para mejorar la productividad, el rendimiento y la sostenibilidad.

A través de sensores, software, Internet Industrial de las cosas (IIoT), la robótica, la analítica, la Inteligencia Artificial y otras tecnologías aplicadas a la energía, las empresas pueden monitorizar el consumo energético como un síntoma de qué tan bien están funcionando las operaciones, qué se necesita mejorar y cómo lograrlo.

Caroline Hoarau detalla que las tecnologías digitales permiten “medir, recolectar datos, subirlos a la Nube y tomar decisiones”, pues a partir del análisis de los datos se pueden extraer modelos y patrones para volver más eficientes, automatizados e inteligentes los procesos internos.

En este sentido, la gestión de la energía representa un elemento fundamental para visibilizar de forma constante y en tiempo real lo que sucede no sólo con el sistema eléctrico sino con todo el ecosistema operativo, lo cual permite crear valor a partir de los datos, cambiar las dinámicas, integrar los procesos y máquinas para que no operen en solitario, y planear y prevenir.

Por ejemplo, Schneider Electric trabajó con Nestlé en la digitalización de su planta en Toluca, en el Estado de México. Desde la fábrica Toluca Cafés, la empresa produce el 60 por ciento de su café soluble que es vendido en todos los supermercados del país y en varios del mundo.

La planta sufría interrupciones energéticas que incrementaban los costos económicos y de eficiencia, e impedían visualizar el flujo operacional. La ejecutiva de Schneider Electric destaca que, en este caso, se implementaron plataformas y productos de gestión de la energía para garantizar que la planta funcione de forma confiable, segura, eficiente y predictiva.

Nosotros monitoreamos la salud de sus equipos de distribución eléctrica: eso lo hacemos con la solución que se llama EcoStruxure Asset Advisor y lo que nos permite es monitorear en tiempo real y, en caso de que tenga una actividad que salga fuera de rango, avisamos a las personas que nos indica la empresa para decir ‘algo aquí no es normal, hay un punto caliente; tienes que intervenir’”, puntualiza.

La clave, de acuerdo con la ejecutiva, es que la tecnología aplicada permite monitorizar y analizar los datos, con miras a reducir los costos, aumentar la productividad y competitividad, detectar patrones, mejorar el diseño de los procesos a partir de la información recabada, evitar la variabilidad en el uso de la energía y dar un mantenimiento predictivo a la fábrica.

“Sin lugar a dudas son tecnologías que brindan rentabilidad. Vale la pena detenerse y reflexionar (…). Lo que buscamos es que nos expongan sus problemas para que podamos diagnosticar y definir una buena metodología” de acuerdo con las necesidades de cada empresa, fábrica o industria, señala Hoarau.

Un estudio realizado por Schneider muestra que la transformación de las industrias en la actualidad depende de productos inteligentes y conectados con capacidad de sensorización del entorno y computación adicional con software; del valor de los datos para formular modelos y patrones y guiar la toma de decisiones; así como de la analítica matemática para optimizar los activos, procesos y resultados.

Esto, según la empresa de origen francés, es posible gracias a la convergencia del mundo de las Tecnologías de la Información (IT) con las Tecnologías Operativas (OT) en el Internet Industrial de las cosas, pues simplifica las arquitecturas y, de cierta manera, también facilita la comunicación entre elementos de campo y aplicaciones ancladas a la Nube.

Por esa razón, Schneider Electric está apostando por desarrollar tecnología que se interconecte e interopere, de tal forma que permita que un robot se conecte con una cámara y a su vez esta se comunique con el PLC (computador usado para la automatización industrial”, indica la directora de Automatización Industrial de la empresa para México y Centroamérica.

Te recomendamos: Electricidad 4.0, la apuesta de Schneider para digitalizar la energía

“En Schneider, estamos convencidos que el software es lo que nos va a permitir habilitar mejor la transformación digital y, en este sentido, estamos apostando mucho en temas de software. A nivel global estamos lanzando un software que se llama EcoStruxure Automation Expert”.

“Básicamente la idea es que cuando tú estás en un proceso puedes tener muchas marcas diferentes interactuando; (…) muchas cosas que hablan un idioma diferente, es un reto hoy en día poder hacer que todos se comuniquen juntos. Estamos trabajando en este software para que, lejos de tener que programar cada hardware en su propio idioma, lo podamos manejar desde el software y eso tiene mucho valor porque en una línea de producción todo se tiene que comunicar”, explica.

Edificios ‘inteligentes y sostenibles’

Además de las plantas industriales, la transformación energética también está alcanzando a los edificios, tanto residenciales como de conjuntos de oficinas o empresas. La compañía también tiene una cartera de soluciones y plataformas que ayudan a maximizar la eficiencia, la productividad y el valor de los edificios.

La digitalización de los edificios permite transformarlos en entornos inteligentes, conectados, más seguros y saludables para quienes los habitan: por ejemplo, hospitales, hoteles, residencias o inmuebles comerciales pueden automatizar sus recursos energéticos para lograr ahorros de costos, brindar una mayor satisfacción a clientes residentes o pacientes, y analizar datos para realizar mejoras.

Un edificio inteligente es más resiliente y eficiente, asegura Caroline Hoarau. “El edificio inteligente te permite un ahorro tremendo de energía, porque de repente dejas de gastar electricidad, dejas de consumir en zonas donde estrictamente no hay nadie, donde tú puedes monitorear la temperatura tomando el número de personas que hay en el cuarto, entonces realmente todo aporta a la resiliencia, aporta a la eficiencia y lo más bonito es que nos ayuda a tener un mundo más sustentable, porque al final es la ecuación perfecta”, agrega.

Imagen: Schneider Electric

Aunque la transformación digital de las industrias se ha acelerado, y la gestión de la energía no es la excepción, aún existen barreras que se deben superar para incrementar aún más la adopción de tecnologías y el camino hacia la Industria 4.0. 

En opinión de la ejecutiva de Schneider Electric, el primer desafío pendiente tiene que ver con socializar mejor las implicaciones y beneficios de las tecnologías, pues cuando se habla de Inteligencia Artificial o Realidad Aumentada las organizaciones suelen verlas como si se tratara de algo complejo y ajeno.

A las compañías que proveen este tipo de soluciones para la digitalización les toca facilitar esta comprensión y hacer notar que, en realidad, la tecnología no es cara si se considera la relación de costo-beneficio a largo plazo, indica Caroline Hoarau.

Por otro lado, el segundo reto es que la transformación digital conlleva una transformación cultural. La directora de Automatización Industrial indica que se requiere impulsar cambios profundos en la cultura de las organizaciones en las industrias.

“Cuando recolectas datos haces surgir una verdad, haces surgir información, y hay que estar listos y preparados para aceptarla y tomar decisiones sobre las informaciones. Entonces, también necesitas un marco para que la empresa lo reciba, tener clara la ambición de aceptar lo que salga, bueno o malo, porque el chiste no es como salen la cifras, sino qué vas a hacer con este dato”.

La tarea, tanto a nivel tecnológico como cultural, no es sencilla pero es urgente, sobre todo ante el desafío de las industrias de contribuir a la descarbonización del sector de la energía y la lucha contra el cambio climático. Por ello, Caroline Hoarau afirma que la visión de Schneider Electric es “ser el socio digital para ayudar a la industria a enfocarse en la sostenibilidad y eficiencia (…), y un pilar fundamental para llegar a eso es la digitalización”.

Violeta Contreras García
Violeta Contreras García
Violeta Contreras es editora de contenidos multimedia especializada en telecomunicaciones de Iberoamérica

Publicidad

LEER DESPUÉS