martes, junio 21, 2022
HomeDPL NEWSKIO: ¿cómo funciona el ecosistema digital mexicano de centros de datos?

KIO: ¿cómo funciona el ecosistema digital mexicano de centros de datos?

En México se invertirán mil millones de dólares para el desarrollo de la industria de los data centers: KIO Networks construirá un segundo centro de datos con el doble de capacidad en Querétaro.

En promedio, una persona en México toca un centro de datos de KIO Networks 50 veces al día. La firma de asesoría e inteligencia Aritzon proyecta que, entre 2022 y 2025, se invertirán mil millones de dólares en el mercado mexicano de data centers.  

Actualmente  KIO cuenta con 40 centros de datos y 2 mil 032 clientes activos en el país e Iberoamérica y continúa creciendo conforme evoluciona el mercado. Recientemente anunció la apertura de su quinta sala de cómputo en Querétaro, lugar donde también construirá un segundo centro de datos, con más del doble de la capacidad del existente.

Y cuenta con la disponibilidad de abrir tres nuevas salas de cómputo en unas instalaciones a 25 kilómetros de la Ciudad de México, conforme a la demanda, ya que los centros de datos son un bien escaso.

Así lo expusieron ejecutivos de la empresa mexicana este jueves 9 de junio en un taller dirigido a los medios de comunicación.

En el recorrido por su centro de datos de la Ciudad de México, tanto representantes comerciales como expertos en tecnología de la empresa expusieron los beneficios de esta infraestructura de misión crítica, así como el núcleo de su valor, una filosofía denominada Fish where the fish are (Pesca donde están los peces).

“¿Dónde es el mejor lugar para estar?”, pregunta retóricamente Alejandro Ríos. “Es un lugar entre cuatro paredes y son centros de datos”, responde el propio director de Tecnología (CTO) de Kio Data Center, ya que ahí se concentran las industrias digitales de todos los países.

Ríos, un experto con 17 años de experiencia en Redes y Telecomunicaciones, destacó la importancia de conocer, simplificar y humanizar esta infraestructura en que se sustentan industrias completas: como las nubes públicas, las bolsas de valores, la banca y el sector financiero.

Además de que se generan microecosistemas, como los de los operadores de telecomunicaciones, los proveedores de Nube y las empresas de TI.

Mientras que el Director Comercial, Alejandro Estua, expuso que los cuatro pilares de un centro de datos son: la energía, el enfriamiento, la seguridad y las comunicaciones. Además, recalcó que desde que nos levantamos y vamos al gimnasio, ya sea al escuchar una canción o ver una película, interactuamos con estos.

Viaje al interior de un data center

Por primera vez, KIO Networks organizó un recorrido dirigido a los principales medios de comunicación de México y DPL News acudió junto con los representantes de Forbes, Milenio, El Financiero y La Silla Rota.

Un centro de datos está diseñado para prenderse y nunca más apagarse, es decir, es always on, explicó la Directora de Planeación Estratégica, Comunicación y Capital Humano, Erika Domínguez.

Por ello, en él convergen sofisticados sistemas de enfriamiento, telecomunicaciones, seguridad, fuentes de alimentación y sistemas contra incendio. La visita al data center, ubicado en Cuajimalpa, es similar a visitar un museo o una mina.

Lo primero que hay es el Centro de Operaciones de Red (NOC, por sus siglas en inglés), así como el Servicio de Monitoreo del Edificio (BMS), los cuales se encuentran en el mismo cuarto y funcionan como una especie de sala de control desde donde es posible seguir todo lo que pasa en el data center.

El CTO explicó que los renders que se proyectan del edificio son para humanizarlos y hacerlos más accesibles.

Energía

Los cuartos eléctricos sustentan la fuente de alimentación concurrentemente disponible. El nombre de la empresa proviene del término suajili kio, que significa espejo, y refleja la redundancia de la infraestructura, la que garantiza la disponibilidad.

El director comercial Estua enfatizó que, debido a que siempre tienen que estar disponibles, en los centros de datos la generación de energía es lo que vale. Al recibirla de la CFE la convierten de una frecuencia alta a baja a través de una transición de UPSI a UPSO-A. Y, adicionalmente, adoptan estrategias para optimizarla, como la compartimentalización y el free cooling (aprovechar el aire frío del ambiente). Además, cuentan con sus propios bancos de baterías y generadores.

Seguridad de extremo a extremo

Al ser una infraestructura de misión crítica, en la que se sustentan numerosas industrias, las instalaciones tienen numerosos filtros de seguridad. Todas las puertas tienen una doble autenticación, la cual se compone de una tarjeta de proximidad y un lector de datos biométricos. Y funcionan con un sistema de doble portal que no permite abrir el segundo hasta que se cierre el primero.

Ya al interior de las instalaciones, aparecen las dos dimensiones de la seguridad: la física y lógica. La primera es un sistema de videovigilancia con cámaras de alta definición, que tiene la capacidad de grabar hasta 90 días, ya que todas las áreas del centro de datos están monitoreadas, para medir tanto la temperatura como la humedad, lo que permite detectar fallas y reaccionar rápido.

Mientras que el segundo corresponde propiamente a la ciberseguridad. Es un cuarto en el que, mediante un software, expertos realizan un seguimiento en tiempo real de todos los ciberataques que se están produciendo en el mundo, una herramienta llamada Fireeye Cyber Threat Map.

Enseguida está el cuarto de telecomunicaciones y luego el cuarto de TI, los cuales tienen energía redundante. En el centro de datos propiamente dicho se alternan un pasillo caliente y un pasillo frío, donde se albergan los equipos de cómputo.

El CTO de KIO informó que la Nube pública creció 41.4 por ciento en 2021, y equiparó un centro de datos con un centro comercial, ya que hay un sistema que vive en él y, entre más clientes hay, es más atractivo para ponerse.

Por ello, expuso como principales ventajas de los centros de datos: oportunidad de la proximidad, un menor costo total de operación, la seguridad y, sobre todo, la neutralidad, ya que KIO es una empresa tecnológicamente agnóstica, lo que le permite atender a clientes diversos como Google Cloud, American Tower y Azure.

Esto les permite acelerar las aplicaciones por estar conectados en la proximidad, así como interconectar a una diversidad de proveedores y ayudarlos a vender en el ecosistema, sin costo asociado, de forma neutral, gratuita y simple, en el DXE Marketplace de KIO, que busca ser el ecosistema de interconexión empresarial más importante de México.

Mientras que, entre los beneficios que obtienen los usuarios finales son unos servicios más baratos, rápidos y seguros.

Publicidad

LEER DESPUÉS