Invasión de Rusia a Ucrania pone en alerta a la industria global de chips

La operación militar iniciada por Rusia en el este de Ucrania este jueves 24 de febrero, que dio pie a una invasión más amplia por todo el país, podría repercutir en la industria global de los chips y empeorar las limitaciones en la cadena de suministro, ya que ambos países son jugadores clave en la producción global de semiconductores.

Relacionado: Guerra en Ucrania: criptomonedas caen tras invasión de Rusia

Según las cifras de la empresa de investigación Techcet, Ucrania suministra más del 90 por ciento del neón de grado semiconductor de Estados Unidos, que es fundamental para los láseres que se utilizan en la fabricación de chips. Y Rusia provee una tercera parte, el 33 por ciento, del paladio a EE. UU., un metal raro que se utiliza en sensores, memoria y otros chips.

Los fabricantes de semiconductores han advertido que la crisis de Rusia y Ucrania tendría un impacto limitado en los suministros a corto plazo, pero señalaron que el conflicto podría elevar los precios y los problemas si se aplican sanciones más duras, según informó la agencia Reuters.

Y, pese a que la crisis se perfila para ser una de las más graves que ha afectado a Europa en varias décadas, desde la Segunda Guerra Mundial, Reuters informó que las empresas de chips están bien preparadas debido al almacenamiento y al aumento de la producción como respuesta a la pandemia de Covid-19.

El gobierno de Estados Unidos también advirtió recientemente a la industria de chips que diversifique las cadenas de suministro fuera de Rusia, en caso de que el país tome represalias contra las sanciones a través de restricciones a la exportación de materiales clave.

Debes leer: Ciberseguridad: ¿qué está pasando con Rusia y su ‘guerra híbrida’ contra Ucrania?

Las compañías de semiconductores, incluidas SK Hynix, Intel, Global Foundries, ASE Technologies y Unisem, dijeron a Reuters que no veían ningún motivo de preocupación en el corto plazo.

Sin embargo, una fuente anónima de la industria japonesa de chips advirtió que cualquier problema futuro relacionado con los suministros de neón y paladio podría incrementar los precios en el mediano plazo. Y un representante de la empresa electrónica japonesa Ibiden señaló algunas preocupaciones, y advirtió que tenía suficientes existencias por el momento.

Samsung, Intel y ASML Holding, que suministra a los fabricantes de chips, incluido el mayor del mundo, Taiwan Semiconductor Corp. (TSMC), agregaron que ahora estaban examinando alternativas al gas neón. JP Morgan adelantó que podrían recurrir a China, Estados Unidos y Canadá para aumentar el suministro, aunque advirtió que podría tratarse de un cambio lento.

Según JP Morgan, un conflicto a gran escala que interrumpa las exportaciones de ambos materiales podría impactar a empresas como Intel, que importa cerca de la mitad de su neón de Europa del Este.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies