Intel vende participación en compañía de nanofabricación a TSMC

Intel reveló que acordó vender una participación de aproximadamente 10 por ciento de su negocio IMS Nanofabrication al fabricante taiwanés de chips TSMC, por un monto aproximado de 430 millones de dólares, que se concretaría al cuarto trimestre de 2023.

Según Intel, tras recibir las inversiones de TSMC y el fondo de inversión Bain Capital Special Situations –que adquirió 20% de participación–, IMS tendría un valor cercano a los 4 mil 300 millones de dólares. Intel conservará la participación mayoritaria de la unidad, la cual también continuará bajo el liderazgo del Dr. Elmar Platzgummer como CEO.

IMS Nanofabrication se dedica principalmente a la fabricación de herramientas de escritura de máscaras multihaz necesarias para desarrollar litografía ultravioleta extrema (EUV) avanzada, el cual se adopta ampliamente en nodos de tecnología de vanguardia que permiten las aplicaciones informáticas más exigentes, como la Inteligencia Artificial (IA) y móvil.

Intel espera que las recientes inversiones de Bain Capital y TSMC ayuden a la independencia de la unidad y a que cuente con los recursos necesarios para aprovechar la oportunidad de mercado, así como para avanzar hacia la siguiente fase de innovación en tecnología de litografía, como el EUV de alta apertura numérica.

Una fotomáscara es básicamente una “plantilla maestra” de un diseño de circuito integrado, que puede ser fabricado en diversos materiales como sustrato de cuarzo o vidrio y que se imprime tradicionalmente por métodos como e-beam de un solo haz. IMS ha impulsado el uso de herramientas multihaz que permiten escribir patrones más complejos a una mayor velocidad.

“Estamos encantados de incorporar nuevos inversores que nos ayuden a aprovechar el liderazgo de IMS en la escritura de máscaras multihaz, que es la columna vertebral de la innovación en tecnologías de semiconductores de vanguardia. Este es un testimonio de la experiencia y la posición de liderazgo de IMS en esta tecnología integral”, indicó Platzgummer.

Intel invirtió inicialmente en IMS en 2009 y finalmente adquirió las participaciones restantes en 2015. La compañía afirma que desde entonces, IMS ha brindado un importante retorno de la inversión, al tiempo que se cuadruplicó la fuerza laboral y su capacidad de producción.