Intel revela nuevos sitios e invertirá 80 mil mde en la Unión Europea

Durante la próxima década, Intel invertirá hasta 80 mil millones de euros (87 mil 600 millones de dólares) en la Unión Europea en toda la cadena de valor de los semiconductores, desde la Investigación y el Desarrollo (I+D) hasta la fabricación y las tecnologías de empaque de última generación

Relacionado: Esta será la extraordinaria inversión de Intel en Europa para la fabricación de chips

La compañía estadounidense fabricante de chips anunció este martes 15 de marzo una inversión inicial de 33 mil millones de euros (36 mil 235 millones de dólares) en Alemania, Francia, Irlanda, Italia y España

En primer lugar, Intel invertirá 17 mil mde para construir dos fábricas de chips en Magdeburg, Alemania, a partir de 2023

Se estima que este megasitio de fabricación de chips, que Intel denomina Silicon Junction, entre en funcionamiento en 2027. Creará 7 mil empleos durante la construcción, 3 mil empleos permanentes de alta tecnología y miles de empleos adicionales entre proveedores y socios.

Lee también: Intel se aleja de Reino Unido y se dirige a otros países de la UE

Además, planea construir su nuevo centro europeo de Investigación y Desarrollo en Plateau de Saclay, Francia, donde creará más de mil nuevos puestos de trabajo. Y el país se convertirá en su sede europea para la informática de alto rendimiento (HPC) y las capacidades de diseño de Inteligencia Artificial (IA)

Intel también invertirá 12 mil millones de euros adicionales para su expansión en Leixlip, Irlanda, y desembolsará una suma total de 30 mil mde en el país. En Gdansk, Polonia, espera concretar hacia 2023 la expansión del 50 por ciento de su espacio de laboratorio con enfoque en las redes neuronales profundas, audio, gráficos, centros de datos y computación en la Nube.

Mientras que en Italia, la compañía invertirá 4 mil 500 millones de euros para habilitar una instalación de fabricación de back-end, que creará aproximadamente mil 500 puestos de trabajo y más de 3 mil 500 adicionales. Las operaciones comenzarán entre 2025 y 2027.

En España, por su parte, desarrollará la arquitectura zettascale para la próxima década en el Centro de Supercomputación de Barcelona.

El anuncio de esta inversión se produce en un contexto en que la Unión Europea (UE) busca impulsar la producción de chips en su territorio, a través de su Ley de Chips.

“Nuestras inversiones planificadas son un paso importante tanto para Intel como para Europa. La Ley de Chips de la UE facultará a las empresas privadas y los gobiernos a trabajar juntos para mejorar drásticamente su posición en el sector de los semiconductores”, aseguró el CEO de Intel, Pat Gelsinger.

Intel plantea llevar su tecnología más avanzada a Europa, para crear un ecosistema de chips de próxima generación y abordar la necesidad de una cadena de suministro más equilibrada y resiliente.

“Esta amplia iniciativa impulsará la innovación en I+D en Europa y llevará la fabricación de vanguardia a la región. Estamos comprometidos a desempeñar un papel esencial en la configuración del futuro digital de Europa en las próximas décadas”, agregó Gelsinger.

Te recomendamos: Entrevista | Europa quiere ser una potencia digital para 2030 y 5G tendrá un enfoque industrial: ETNO

Las nuevas fábricas producirán los chips utilizando las tecnologías de transistores de la era Angstrom de Intel, para satisfacer las necesidades de sus clientes de fundición en Europa y todo el mundo como parte de su estrategia IDM 2.0.