Honduras busca cambiar las reglas de uso compartido de redes telecom

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) de Honduras elaboró una propuesta que busca modificar el reglamento de acceso y uso compartido de las redes de telecomunicaciones, con el objetivo de fomentar la competencia en los mercados locales.

El proyecto de resolución, puesto a consulta pública, plantea que los operadores deben brindar acceso a otros jugadores del mercado a su infraestructura pasiva y activa en igualdad de condiciones y siguiendo la normativa de interconexión.

Para que dos empresas puedan establecer un uso compartido, la Conatel señala que tendrían que existir al menos suficiente desagregación en los elementos de red, con el objetivo de que el operador solicitante únicamente use y pague por los componentes que realmente necesita, y que las negociaciones entre las partes se lleven a cabo en condiciones justas y razonables.

Te recomendamos: Estas son las ventajas de compartir infraestructura en la era 5G, según American Tower

Además, los acuerdos de acceso y uso compartido deberían seguir los principios de sustentabilidad ambiental, proporcionalidad, neutralidad, defensa de los intereses de las personas usuarias, no discrminación y el principio de red integrada a servicios.

De forma libre y voluntaria, los operadores podrán establecer contratos para el acceso y uso compartido de infraestructura pasiva y activa. En el caso de esta última, la Comisión no intervendrá a menos de que se trate de un operador con una participación significativa en el mercado de telecomunicaciones.

Si en alguna situación las empresas no logran definir convenios en un plazo de 30 días hábiles, sería posible que soliciten a la Conatel que resuelva la controversia. Las solicitudes tendrán que acreditar que no existen precios o condiciones competitivas para brindar acceso a la infraestructura, o existan restricciones para la construcción e instalación de los elementos de red.

El proyecto de resolución también define la metodología para determinar las contraprestaciones económicas asociadas a la compartición de infraestructura, la cual toma en cuenta los costos adicionales de proveer acceso a una red a largo plazo a otro operador.

También lee: Redes compartidas: el paradigma que vive un nuevo aliento con 5G

Dicho modelo valorará las inversiones en bienes de capital y los costos operacionales, y se constituirá a partir de los costos prospectivos, considerando el mercado, la depreciación y la obsolescencia tecnológica del bien.

Al desarrollar los cambios a la reglamentación actual, la Conatel dijo que tomó como referencia las recomendaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y la Oficina del Organismo de Reguladores Europeos (Berec, por sus siglas en inglés).

La OCDE y Berec apuntan que la compartición de infraestructura es un elemento relevante para fomentar la competencia en los mercados de telecomunicaciones, ya que proporciona alternativas a los operadores para asegurar acceso a los elementos de red necesarios para la prestación de servicios y permite incrementar la eficiencia en el sector.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies