Globalización y cómputo en la Nube

El aumento de las tasas de interés provoca indubitablemente un aumento en el costo del capital.

Lo anterior tiene un impacto negativo en los activos de infraestructura de telecomunicaciones, como las torres de los servicios móviles y los Centro de Datos. Como resultado, los precios de las acciones de las empresas en estos sectores han bajado a nivel global.

Las empresas que tienen altos niveles de deuda y dependen del capital externo para crecer son especialmente vulnerables.

La valuación de las empresas de torres y de Centro de Datos ha disminuido. Ellas deberán elevar su exigencia en los análisis costo-beneficio que realicen para su expansión, tomar decisiones de inversión con mayor selectividad y dar prioridad a inversiones con el mayor mérito estratégico y rendimientos potenciales ajustados al riesgo, a diferencia de los proyectos que iniciaban en el pasado.

Ejemplo de ello son empresas como American Tower, cuyo Director Financiero, Rodney Smith, afirmó que el aumento de las tasas de interés podría ser un desafío y dificultar los objetivos de crecimiento de la empresa.

Sin embargo, Vantage Towers, cuyo capital es mayoritariamente controlado por Vodafone, se ha visto menos afectada debido a su menor nivel de deuda total respecto al EBITDA.

Por otro lado, el grupo de torres europeo Cellnex y el grupo de torres estadounidense SBA tienen mayores niveles de deuda, lo que compromete su expansión ante mayores tasas de interés.[1]

En el caso de los Centro de Datos (Cloud Computing), el retorno de capital se proyecta ser atractivo a pesar del entorno actual de tasas de interés y de riesgo en los mercados. Debido a que los servicios en la Nube representan un costo variable para las empresas, de tal manera que puede activar y desactivar cuando es necesario, se reduce el costo hundido de instalaciones, pruebas y fallas.

Además, puede ser utilizado a escala flexible, esto reduce el riesgo respecto de una inversión propia en almacenamiento y sistemas de cómputo propios.

Esto es especialmente importante para las empresas medianas y pequeñas que no pueden permitirse inversiones de capital inicial en Tecnologías de la Información propias.

La mayoría de las nuevas empresas basadas en Internet son nativas en la Nube y todos sus negocios se basan en la infraestructura de TI en la Nube.

Tal es el caso de empresas como Bosch, Capital One, Procter & Gamble, Snap, Netflix y recientemente todas las operaciones de CME Group (las bolsas de CME Group ofrecen la gama más amplia de productos financieros derivados de referencia global como tasas de interés, índices de acciones, divisas, energía, productos agrícolas y metales).

La computación en la Nube se está extendiendo por todas las industrias, proporcionando tecnologías habilitadoras flexibles desde la computación básica hasta el Machine Learning.

La Nube permite a las empresas reinventar cada paso del negocio, incluido el marketing, el desarrollo de productos, la fabricación, las ventas y la gestión financiera. La computación en la Nube permite directamente la “transformación digital” de la economía.

La adopción de servicios en la Nube por parte del sector financiero ha aumentado aceleradamente durante la última década.

Las instituciones financieras migran a la Nube incluso por razones de seguridad cibernética especializada.

Las entidades financieras esperan beneficiarse de una mayor resistencia a los incidentes cibernéticos mediante el uso de múltiples Centro de Datos y acceso a tecnología de seguridad de última generación.

Los servicios en la Nube generalmente se implementan utilizando un modelo de “responsabilidad compartida”.

Esto implica una división de responsabilidades entre los proveedores de servicios en la Nube y las entidades financieras con respecto a la “seguridad de la Nube”.

Aunque esta división de responsabilidades varía según el servicio elegido, los proveedores generalmente se comprometen a mantener una línea de base de seguridad y controles de resiliencia para el servicio en la Nube comprado, mientras que las instituciones financieras suelen ser responsables del diseño, configuración y acceso a los servicios en la Nube, incluidos los respectivos controles de seguridad.[2]

Tales oportunidades son mayores que el entorno de mayores tasas de interés, por ello existen casos de expansiones de servicios en la Nube significativos a nivel global.

Qatar

Google lanzó recientemente su región de servicios en la Nube en Doha, Qatar. Se espera que esta inversión tenga un impacto positivo en el mercado laboral y contribuya al crecimiento del país.

Qatar está siendo activo para establecerse como un participante destacado en los sectores de tecnología y ciberseguridad mediante la implementación de leyes y políticas favorables a la inversión.

La sólida conexión del país con la infraestructura de cable submarino mejora su potencial como centro de servicios en la Nube y Centro de Datos.

La presencia del hipercentro de la Nube de Microsoft en Qatar destaca aún más el potencial de crecimiento de este mercado.

Este desarrollo significa el creciente interés y la inversión de las principales empresas de tecnología en el sector tecnológico de Qatar, por lo que se está posicionado para atraer inversiones y establecerse como líder en tecnología y ciberseguridad.[3]

Japón

Nippon Telegraph and Telephone (NTT) planea invertir al menos 1.5 billones de JPY (11 mil millones de dólares) hasta 2028 para expandir su negocio de Centro de Datos global.

La empresa actualizará sus Centro de Datos con su tecnología patentada IOWN para mejorar la velocidad y la eficiencia informática.

IOWN comprende tres componentes tecnológicos principales: “red all-photonics”, que utiliza procesamiento óptico no sólo en redes sino también en procesamiento de dispositivos; “computación de gemelos digitales”, que permite la interacción de alta velocidad y en tiempo real entre las cosas y las personas en el ciberespacio.

NTT tiene como objetivo duplicar su capacidad para 2028, enfocado en los mercados de América, Europa, Medio Oriente y África, India y otros de la región Asia-Pacífico como Indonesia y Malasia.

NTT proyecta que la inversión de capital de su negocio de soluciones globales, incluidos los Centro de Datos, crezca a una tasa compuesta anual global de 21.6 por ciento entre 2020 y 2023.

Es probable que NTT priorice las adquisiciones en mercados donde no ha participado y emergentes para ampliar su presencia geográfica.

Israel

Este país es proveedor emergente en los mercados de Centro de Datos y servicios en la Nube, el cual atrae a los principales proveedores a nivel mundial invirtiendo en infraestructura de Centro de Datos.

Esto posiciona a Israel como un centro crucial para las comunicaciones y el soporte de dispositivos conectados y los servicios de Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) en el Medio Oriente.

El gobierno y las entidades públicas están migrando sus servicios a la Nube, como lo es el Proyecto Nimbus, licitado y obtenido por Google y Amazon Web Services por 1.2 mil millones de dólares para proporcionar servicios en la Nube a las agencias gubernamentales israelíes y todas las entidades gubernamentales.

El objetivo de tal proyecto es la transición del gobierno a la Nube no sólo como una revolución tecnológica sino también organizacional.

Transformando la organización gubernamental, priorizando las necesidades del usuario, con esto el gobierno de Israel ha formado una visión futura para adoptar servicios avanzados de Nube pública (“Cloud First”).

En esta visión, Nimbus es visto como un catalizador, transformando los procesos del gobierno en todos los niveles. Lo hace facilitando soluciones tecnológicas que respondan a necesidades en constante cambio. La realización de esta visión dará como resultado un “efecto dominó”, afectando todas las operaciones del gobierno, el sector público y eventualmente toda la economía.[4]

Mercado global

En el primer semestre de 2022, el mercado de servicios en la Nube experimentó un crecimiento significativo, con una inversión privada que alcanzó 55 mil millones de dólares.

Los tres principales proveedores, Amazon, Microsoft y Google se mantienen como los oferentes dominantes en el mercado, con una participación colectiva de 65 por ciento del mercado global.

En el sector de la Nube de acceso público, los tres principales proveedores tienen 72 por ciento del mercado.

Mientras que otros proveedores de la Nube también han experimentado un crecimiento de los ingresos, su participación de mercado ha disminuido del 49 al 35 por ciento.

El crecimiento del mercado de la Nube no se limita a ninguna región específica, toda vez que crece constantemente en todas las regiones.

El crecimiento en el uso de la Nube ha llevado a una aceleración en el lanzamiento de nuevos Centro de Datos a hiperescala.

A pesar de la volatilidad en los tipos de cambio relativos entre las divisas que afectan a los proveedores de la Nube global, el crecimiento subyacente en el uso de la Nube continúa a tasas cercanas a 30 por ciento.

En general, el mercado de la Nube está experimentando un sólido crecimiento, con los tres principales proveedores de la Nube encabezándolo.

La creciente adopción de servicios en la Nube por parte de empresas de diversas industrias está impulsando este crecimiento; se espera que el mercado continúe expandiéndose.

image 6

.

Inversión en I&D como porcentaje de los ingresos de las principales empresas de servicios en la Nube y de EE. UU como porcentaje del PIB

.

CAPEX de las principales empresas de servicios en la Nube

image 8

Fuente: Comments of ITIF to the FTC in the matter of Cloud Computing Business Practices, junio 21, 2023.

.

La competencia regional y global de los servicios en la Nube muestra la interconexión de la tecnología y el comercio.

Los avances tecnológicos impulsan el comercio mediante la creación de nuevos bienes, servicios, procesos y modos de transporte.

El comercio, a su vez, influye en el cambio tecnológico al crear un mercado más grande que favorece las industrias con extensas economías de escala y alcance.

Sin embargo, surgen las preocupaciones sobre las implicaciones geopolíticas del comercio y la tecnología.

La tendencia actual de controles de exportación y medidas proteccionistas puede tener graves consecuencias para el desarrollo Sugiere que los gobiernos deberían centrarse en ampliar y profundizar la integración en lugar de adoptar amplias medidas proteccionistas.

Los controles de exportación y a la importación de bienes de alta tecnología pueden ralentizar el crecimiento y la innovación. La naturaleza contagiosa del proteccionismo y las políticas industriales, por medio de los aranceles y el apoyo gubernamental a industrias específicas pueden generar represalias y una espiral de medidas proteccionistas. Por lo que se debe de enfatizase la importancia de mantener un sistema de comercio basado en reglas, apertura comercial y previsibilidad para promover ingresos globales y resolver desafíos geopolíticos.


[1] Financial Times, “Losing interest: how rising rates hit towers and data center groups”, 4 de noviembre de 2022.

[2] Banco Internacional de Pagos (BIS) FSI Insights on policy implementation. No. 50

“Banks’ cyber security – a second generation of regulatory approaches”.

[3] BMI Country Risk & Industry Research, “Qatar A Conducive Environment for Data Centre Investments”, 30 de mayo de 2023.

[4] https://www.gov.il/en/departments/news/nimbus-landingzone.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies