FWA con Inteligencia Artificial: oportunidad de mejorar la banda ancha en América Latina

La oferta de servicios de banda ancha fija inalámbrica (FWA) se ha acelerado en los últimos años gracias a las características logradas en los más recientes estándares 4G/5G.

Ahora, con la ayuda de Inteligencia Artificial (IA) en los más recientes chips, Qualcomm espera que se pueda garantizar una mejor experiencia de conectividad para los hogares que son más difíciles de alcanzar con conexiones a fibra, señaló en entrevista con DPL News, Gabriel Dutra, Sr. Director LATAM de Qualcomm.

dplnews Gabriel Dutra mc21424

Según un reciente reporte de la asociación de fabricantes móviles (GSA), se han identificado anuncios de ofertas de FWA mediante LTE ó 5G de 554 operadores en 187 países y territorios, con servicios lanzados confirmados de 477 operadores en 175 países y territorios de todo el mundo.

La tecnología se ha colocado como una de las principales oportunidades de monetización de las nuevas redes, al ampliar los servicios fijos de banda ancha y evitar las cuantiosas inversiones que requiere el despliegue de fibra.

Para ayudar a los operadores a dar una mejor experiencia en este mercado, Qualcomm presentó recientemente su nueva plataforma FWA 5G Ultra Gen 3, cuya principal característica es que ahora viene equipada con Inteligencia Artificial.

Esta nueva integración permitiría ahora que los dispositivos finales de los usuarios cuenten con nuevas capacidades, como ampliar el acceso a diferentes rangos de frecuencia –sub 6 GHz y mmWave–, mayor flexibilidad para los fabricantes, menor consumo de energía y la capacidad de poder dirigir las antenas de forma automática hacia la mejor señal.

Los equipos de consumo (Consumer Premise Equipment o CPE) con el nuevo chip de Qualcomm contarían ahora con una “visión de 360 grados”, lo que significa que cuenta con un receptor motorizado que de forma automática busca la mejor señal tanto en sub-6GHz como en mmWave, facilitando los procesos de instalación, reduciendo su costo y dando más flexibilidad al operador.

Destacó que en las mejores condiciones, operando en bandas milimétricas (mmWave) y con agregación de portadoras, el Gen 3 Ultra ha demostrado velocidades de descarga de hasta 10 GB.

Recomendamos: Operadores optimizarán Opex y Capex mientras monetizan 5G: NEC

Este tipo de características, según Dutra, permitirían ofrecer a los usuarios finales una experiencia similar a la ofrecida mediante conexiones de fibra óptica en América Latina, donde se pueden lograr velocidades de entre 200 a 500 Mbps. Esto ayudaría a mejorar la experiencia en zonas de la región que carecen de conectividad de fibra, y que ahora pueden ser atendidas mediante redes 5G.

Sin embargo, el directivo también alertó que no se trata únicamente de tener acceso a la mejor red de fibra ó 5G. Mientras que estos nuevos CPE ayudarían a que el usuario no note la diferencia a qué tipo de red está conectado, el WiFi será finalmente la tecnología que determine la experiencia del usuario.

Hay que llegar a la experiencia final del usuario y hay que entender al usuario para qué está usando su banda ancha y así poder ayudarlo a priorizar los flujos del contenido que tenga de su dispositivo, desde una Smart TV, un dispositivo celular, a una computadora, y a cada flujo de contenido darle su prioridad en la red”, explicó.

Es en este punto donde Dutra consideró que existe la mayor oportunidad para el uso de IA, por ejemplo, para el desarrollo de WiFi definido por servicio (Service Defined WiFi). Este concepto significa que se podría garantizar la calidad de un flujo de datos o stream desde que sale del dispositivo, pasa por el CPE, hasta la infraestructura del proveedor.

La instalación de un CPE de alta calidad es también un paso clave no sólo para brindar una mejor experiencia al usuario, sino también dar un mejor aprovechamiento de la infraestructura instalada. El directivo alertó que aunque los operadores llegan a elegir los CPE más económicos con WiFi 5, estos representan más un riesgo que un beneficio para el operador, ya que pueden agregar un cuello de botella ante la capacidad que puede ofrecer una red 5G o de fibra.

“Ha empezado a resonar el mensaje, y los operadores han comenzado a entender que a medida que el acceso inalámbrico se vuelve más comparable en algún vector como el de la fibra, en realidad empieza a pesar más la experiencia final a nivel de WiFi”, dijo.

También lee: 2 proyectos de Qualcomm que elevan la conectividad en América Latina

Aunque pudiera parecer que los operadores tendrían que hacer una inversión más fuerte por CPEs de alto rendimiento, Dutra advirtió que en realidad la diferencia no es tan significativa. Especialmente, “si se considera que tendrá un usuario satisfecho por largo tiempo”, a la vez que un módem sencillo desperdicia el esfuerzo hecho por el operador de llegar con una red cableada hasta el usuario, impone una barrera técnica que no logra las velocidades prometidas y, finalmente, provoca la decepción por el bajo rendimiento de la experiencia.

Finalmente, Dutra destacó que las ventajas de la oferta de FWA para los operadores no son sólo comerciales, ya que en el aspecto técnico, si se cuenta con una infraestructura de última generación como 5G Standalone (SA) con slices en la red, se permite atender correctamente a los usuarios fijos sin afectar la experiencia para los actuales usuarios móviles.

Adicionalmente, nuevas características como Red Cap (Reduced Capacity) ofrecen a los operadores una mejor oportunidad para aprovechar el espectro radioeléctrico, por ejemplo, transmitir en sólo 20 MHz de 3.5 GHz en lugar de 100 MHz.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies