Furukawa defiende una política industrial clara para Brasil y critica el dumping de fibra óptica

Alexânia, Goiás-. El CEO de Furukawa Electric Latam, Foad Shaikhzadeh, criticó duramente el dumping de fibra óptica en Brasil durante una rueda de prensa en el Furukawa Summit 2024.

Hace un año y medio, el fabricante de cables ópticos y Prysmian iniciaron un proceso contra los precios practicados por los fabricantes chinos. Este proceso está detenido “por cuestiones técnicas” y amenaza con un posible cierre de la fábrica de Prysmian en Sorocaba, São Paulo.

Citando cifras, el ejecutivo expuso que de los casi 700 mil kilómetros de capacidad de producción mundial de cables de fibra, China, por sí sola, produce alrededor de 400 mil. El CEO recordó que Europa fue la primera en iniciar el proceso de dumping contra China, que también vio su acceso al mercado desplomarse debido a los embargos al 5G.

En este sentido, Shaikhzadeh defendió la implementación de una política industrial clara y robusta para el sector de telecomunicaciones, en favor del mercado brasileño. Añadió que Furukawa, a pesar de ser una empresa global, está comprometida con Brasil y con el desarrollo de la industria nacional de telecomunicaciones.

“Brasil necesita una política industrial que defienda la producción local y fomente la innovación. No podemos permitir que el dumping destruya la industria nacional y ponga en riesgo el futuro del país”, enfatizó.

Sobre el reciente cierre de la fábrica de Corning en Brasil en abril, despidiendo a más de mil empleados, también lo atribuyó a la opresión del mercado chino, aunque Corning no fabricara fibra y estuviera más enfocada en displays en el país.

Lee: Venezuela supera metas de fibra óptica y redes 4G

Otro aspecto destacado por el CEO fue la importancia de la Ley de Informática y del Programa Brasileño de Petróleo y Gas Natural (PPB) para el desarrollo de la industria nacional, defendiendo la manutención y el mejoramiento de estos programas, que proporcionan beneficios fiscales e incentivos a la investigación y desarrollo (I+D).

“Estos programas necesitan ser mantenidos y mejorados para que Brasil continúe siendo un jugador importante en este mercado”, dijo. Shaikhzadeh también abordó otros temas como la expansión internacional de Furukawa y la pérdida de alrededor de 30 por ciento en el último año fiscal, un hecho inédito para la empresa en 20 años.

La facturación global del grupo en 2022 fue de R$ 7 mil millones, mientras que las operaciones en Brasil fueron de R$ 300 millones. La mayor participación es del grupo de comunicación de Furukawa, generando R$ 1 millón.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies