domingo, septiembre 25, 2022
HomeDPL NEWSFCC plantea que Big Tech aporten fondos para expandir redes y conectividad

FCC plantea que Big Tech aporten fondos para expandir redes y conectividad

La agencia dijo al Congreso de EE. UU. que las grandes empresas tecnológicas también deberían contribuir a la expansión de las redes telecom, pues se benefician de Internet sin contribuir al mantenimiento de la infraestructura que lo soporta.

-

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) está considerando la idea de que las grandes empresas tecnológicas (Big Tech), como Google, Facebook e incluso Netflix, también aporten recursos al Fondo de Servicio Universal (FSU) para financiar el despliegue de conectividad en las zonas remotas y rurales de Estados Unidos.

En un informe enviado al Congreso, el organismo planteó que se podría ampliar la base de contribuciones al FSU, con el objetivo de integrar a nuevas entidades y “proveedores perimetrales”, incluyendo a los proveedores de servicios de video, las empresas de servicios en la Nube y a las de publicidad digital.

De esta manera, la FCC podría disponer de suficientes recursos para impulsar importantes proyectos orientados a expandir el acceso al Internet de banda ancha de alta capacidad en el país, especialmente en las zonas de difícil acceso y entre los grupos sociales más vulnerables.

Hasta ahora, el fondo estadounidense depende únicamente de los aportes de las empresas de telecomunicaciones y consumidores finales, a quienes se les transfiere el costo a través de las tarifas.

Un grupo diverso de comentarios, especialistas, asociaciones representantes de la industria y comisionados de la FCC apoya la propuesta de que las grandes empresas tecnológicas contribuyan al Fondo de Servicio Universal porque representan un alto volumen del tráfico de datos.

Te recomendamos: Operadores europeos piden regulación para inversión en redes, con contribución de Big Tech

Las Big Tech “no están incentivadas para reducir los costos creados por su tráfico de red porque no están incurriendo en esos costos y, en consecuencia, deben contribuir directa o indirectamente”, señala el informe.

Además, el crecimiento en la transmisión de contenidos de video, por ejemplo, implica costos adicionales en las redes de banda ancha. Las empresas tecnológicas se benefician significativamente de Internet sin contribuir al mantenimiento de la infraestructura que lo soporta.

El comisionado de la FCC, Brendan Carr, expuso que el FSU representa la única fuente de financiamiento para muchos de los programas de conectividad universal de la agencia, cuyo objetivo es zanjar la brecha digital. Sin embargo, este mecanismo de financiación está atrapado “en una espiral mortal” que depende de un cargo a las facturas mensuales de los operadores de telefonía.

Hasta ahora, el fondo funciona con “un mecanismo que tenía sentido en los días de acceso telefónico y módem chirriante de la década de 1990, cuando era mucho más probable que tuviera una tarjeta de llamadas de larga distancia en su billetera que una dirección de correo electrónico a su nombre”, sentencia Carr.

Dado que los ingresos de la telefonía tradicional han disminuido drásticamente en las últimas dos décadas, la contribución que indirectamente pagan los consumidores al FSU es cada vez mayor: pasó de 6 por ciento en 2001 a casi 30 por ciento en la actualidad.

Por ello, Brendan Carr argumentó que se debe modificar la base de contribuciones del Fondo de Servicio Universal para exigir a las Big Tech que comiencen a aportar al fondo. Esto permitiría una distribución más justa y equitativa de las cotizaciones en el FSU, sin perjudicar a los consumidores.

También consulta: Tres recomendaciones para que funcionen los Fondos de Servicio Universal en América Latina

“Las plataformas continúan dominando el panorama de Internet. Y existe un creciente reconocimiento mundial, sobre todo en Europa, Asia y América del Sur: se debe exigir a las grandes empresas tecnológicas que contribuyan con una parte justa para apoyar las redes y los esfuerzos de brecha digital que les permitan obtener ingresos sin precedentes”, advirtió Carr.

Al mismo tiempo, en el informe que la FCC envió al Congreso también se exploran otras opciones y sugerencias acerca de posibles cambios en el FSU. Una muy importante es brindar a la Comisión las herramientas legislativas necesarias para realizar modificaciones en la metodología y la base de las contribuciones, con el fin de reducir la carga financiera sobre los usuarios finales y asegurar la sostenibilidad del fondo a largo plazo.

Violeta Contreras García
Violeta Contreras García
Violeta Contreras es editora de contenidos multimedia especializada en telecomunicaciones de Iberoamérica
- Advertisment -

Publicidad