FCC busca cuadruplicar la velocidad mínima de Internet de banda ancha fija

La FCC definió la actual velocidad mínima de Internet banda ancha fija en 2015 y desde entonces no la ha actualizado.

Una nueva investigación de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos planteará incrementar cuatro veces la velocidad mínima de Internet de banda ancha a nivel nacional.

La agencia reguladora anunció el jueves que comenzará a evaluar las posibilidades de aumentar el estándar de velocidad mínima de Internet actual, que establece 25 Mbps para el enlace de descarga y 3 Mbps para el enlace de carga.

Así, la propuesta de la FCC es subir el punto de referencia a 100 Mbps para la velocidad de descarga y 20 Mbps para el enlace de subida, lo que implicaría elevar al menos cuatro veces el nivel mínimo de rapidez de Internet de banda ancha.

Si se modifica el punto de referencia, los proveedores de Internet que reciban recursos públicos del Programa de Equidad, Acceso e Implementación de la Banda Ancha serán los que estén obligados a ofrecer velocidades de al menos 100/20 Mbps. Y cualquier área que no cumpla con ese requisito se considerará como desatendida.

La FCC definió la velocidad mínima de 25 Mbps/3 Mbps en 2015 y desde entonces no la ha actualizado. Por eso, ahora ve una necesidad urgente de estudiar la normativa y ajustarla a las nuevas necesidades de conectividad.

Te recomendamos: Banda ancha por fibra óptica crece 25% en América Latina

Jessica Rosenworcel, presidenta de la FCC, explicó que “durante la pandemia e incluso antes, las necesidades de los usuarios de Internet superaron el estándar 25/3 para banda ancha de la FCC”.

“Esta norma no sólo está desactualizada, sino que enmascara hasta qué punto los vecindarios de bajos ingresos y las comunidades rurales están quedando desconectados y rezagados”.

Desde 2020, el Congreso de Estados Unidos aprobó una Ley de datos de banda ancha, que exige a la Comisión recopilar datos semestrales relacionados con la disponibilidad y calidad de los servicios de Internet de banda ancha fija y móvil.

Con esa información, la FCC crea mapas de cobertura más precisos. Ahora, como parte de la investigación de velocidad mínima, la agencia examinará de qué forma esta recopilación de datos sobre el Internet de banda ancha afecta los estándares de velocidad.

Adicionalmente, el nuevo análisis que desarrollará la FCC explorará la posibilidad de fijar una meta nacional separada de una velocidad mínima de 1 Gbps para enlaces de descarga y 500 Mbps para el enlace de subida.

La Comisión Federal de Comunicaciones llevará a cabo esta investigación como lo exige la sección 706 de la Ley de Telecomunicaciones de 1996, por lo que deberá centrarse en los objetivos de servicio universal.

También lee: Estados Unidos desarrolla un mapa de banda ancha para mejorar la salud materna

Dicha ley marca que para garantizar el acceso a Internet se debe buscar que sea universal, con principios de asequibilidad, adopción, disponibilidad y equidad. acceso a banda ancha en todo el país.

Sin embargo, más allá de la universalidad, la FCC resaltó que un nuevo estándar nacional de velocidad mínima de banda ancha tiene que fijarse un objetivo a largo plazo para velocidades gigabit, pues los cambios en los patrones de consumo que se prevén para el futuro requerirán mayor velocidad de conexión.

Por otro lado, la Comisión adelantó que evaluará la disponibilidad del Internet de banda ancha móvil. Sobre este servicio, la FCC no ha definido una velocidad mínima, debido a la variabilidad inherente en sus características de rendimiento tanto geográfica como temporalmente.

En ese sentido, su análisis se centrará en examinar los mapas de propagación de los servicios móviles, la cobertura y la calidad del servicio, incluyendo las redes 5G que ya están activas en Estados Unidos.