FCC autoriza uso de dispositivos de muy baja potencia en 6 GHz en Estados Unidos

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) de los Estados Unidos anunció la autorización para la operación de dispositivos de muy baja potencia (VLP, por sus siglas en inglés) en la banda de 6 GHz, que permitirá habilitar nuevos casos de uso y dispositivos para Realidad Aumentada (AR) y Realidad Mixta (MR), wearables y dispositivos médicos.

Los comisionados de la FCC votaron de forma unánime para habilitar el uso de dispositivos VLP a través de distancias cortas, con lo que podrán ofrecer velocidades de conexión muy altas.

El espectro autorizado se refiere a los segmentos U-NII-5 y U-NII-7, lo que representa un total de 850 MHz que podrán ser utilizados sin licencia por dispositivos VLP. La FCC señala que esto evitará interferencias con otros dispositivos sin licencia operando en la banda, tanto en exteriores como en interiores, así como la necesidad de establecer sistemas de coordinación de frecuencias.

La Comisión también propuso ampliar la operación de estos dispositivos sin licencia VLP al resto de la banda de 6 GHz, para operar a través de niveles de potencia más altos sujetos a un sistema de geocercado que brinda protección contra interferencias a las operaciones titulares con licencia en la banda.

A principios de 2020, la Comisión estadounidense anunció su decisión para liberar los 1,200 MHz de espectro que componen la banda de 6 GHz para uso sin licencia, lo que permitirá el uso de redes WiFi 6, así como el futuro despliegue de redes WiFi 7.

La banda ha estado en disputa por parte de los proveedores de redes móviles y los fabricantes de redes WiFi, quienes consideran este espectro esencial para el crecimiento de sus servicios. En América, Estados Unidos, fue el primero en asignar la banda para redes sin licencia o WiFi, a lo que siguieron países como Canadá, Chile, Argentina, Brasil y Colombia.

México, Chile y Honduras se mantienen como los únicos países en la región que decidieron esperar a los resultados de la próxima Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones (CMR) a celebrarse este mes, donde se decidiría finalmente la armonización de la banda.