La evaluación es necesaria para una implementación exitosa de la Ley de Mercados Digitales

Evaluar el impacto y eficiencia de las medidas adoptadas por los guardianes digitales es necesario para que la implementación de la Ley de Mercados Digitales no fracase, asegura investigador de la Comisión Europea.

Crédito: Adobe Stock

La Ley de Mercados Digitales (DMA, por sus siglas en inglés) de la Unión Europea comenzó a regir el año pasado, pero será en marzo de 2024 cuando los designados guardianes digitales deban cumplir con las obligaciones estipuladas por la normativa.

Aunque algunos de estos guardianes, como Meta y Google, han anticipado las medidas que adoptarán para cumplir con la ley, persiste la incógnita sobre cómo la Comisión Europea garantizará el cumplimiento de esta legislación destinada a establecer estándares de competencia para las grandes plataformas de Internet.

En este contexto, Nestor Duch-Brown, investigador del Centro Común de Investigación de la división de Economía Digital de la Comisión Europea, abordó la implementación exitosa de la DMA durante un taller organizado por la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) de España. Duch-Brown destacó que dicha implementación requerirá una evaluación continua en dos áreas principales.

En primer lugar, las empresas guardianas deberán demostrar a la Comisión que cumplen con sus obligaciones una vez alcanzada la fecha límite. Para ello, será necesario establecer indicadores que permitan analizar los cambios en el estado de la competencia del mercado tras la implementación de la DMA.

Relacionado: Spotify triunfa sobre Apple, al menos en Europa, y anuncia beneficios para usuarios

La segunda área de evaluación se centra en la efectividad e impacto de la regulación, especialmente en términos de competencia y justicia. Según Duch-Brown, la legislación aún presenta confusiones en la definición de estos conceptos.

Por ejemplo, un mercado disputable no equivale a competencia, ya que el primero sólo existe en condiciones económicas específicas. Además, la justicia puede contraponerse al concepto de eficiencia, ya que lo que es justo no siempre es eficiente y viceversa.

Además de contar con indicadores para medir el progreso en la aplicación de la ley, el investigador subrayó la necesidad de una mayor disponibilidad de los datos generados después de que los guardianes implementen medidas para cumplir con sus obligaciones.

A pesar de que el acceso a estos datos puede generar resistencia por parte de las empresas guardianas, el experto señala que tener acceso a estos datos abre oportunidades para la investigación científica por parte de universidades y centros de investigación, al permitir el estudio periódico de los mercados digitales.