Estados Unidos podría bloquear el envío de chips de empresas extranjeras para Huawei

La intensa guerra comercial creada entre Estados Unidos y China ha cobrado más de una víctima y al parecer continuará, principalmente bajo la preocupación del gobierno estadounidense de que la tecnología, específicamente de Huawei, pudiera poner en peligro la seguridad nacional del país norteamericano.

Ahora, la administración de Donald Trump está considerando modificar las regulaciones para permitir el bloqueo de envío de chips a Huawei de compañías como TSMC, la compañía taiwanesa fabricante de chips por contrato más grande del mundo.

De acuerdo con fuentes de Reuters, las nuevas restricciones para Huawei están siendo consideradas en reuniones de alto nivel de Estados Unidos, aunque hasta el momento, la propuesta está lejos de la aprobación, pero que ya ha sido redactada.

La medida propuesta sería uno de los más duros golpes contra el segundo fabricantes de smartphones del mundo, así como para la unidad HiSilicon de Huawei, y por consiguiente para TSMC.

Recomendado: Departamento de Justicia de EE.UU. acusa a Huawei de robar secretos comerciales

En el centro de la batalla se encuentra Huawei, debido a las repetidas acusaciones de ser un espía del gobierno chino, aunque de fondo, la razón es más bien por ganar la batalla del dominio tecnológico que han emprendido ambas potencias.

Por su parte, Estados Unidos ha dicho a los aliados que deben dejar a Huawei fuera de la revolución 5G. Huawei y el gobierno chino por su lado, han negado cada acusación.

El borrador de la propuesta explica que el gobierno de EE.UU. obligaría a las compañías extranjeras que usan equipos de fabricación de chips estadounidenses a buscar una licencia antes de suministrar a Huawei, una expansión geopolítica importante que podría dar un vuelco negativo para EE.UU. con los aliados.

La mayoría de los fabricantes de chips dependen de equipos producidos por compañías estadounidenses, de acuerdo con el informe de Everbright Securities de China, que señala: “No hay una línea de producción en China que use sólo equipos fabricados en China, por lo que es muy difícil fabricar cualquier chipset sin equipos estadounidenses”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies