¿Programa Estadio Seguro en Brasil garantiza el uso de tecnología y datos?

El acuerdo de cooperación entre la CBF y los ministerios de Justicia y Deporte tiene como objetivo combatir la violencia y la reventa ilegal de boletos en los partidos de futbol.

Ler em português

El proyecto “Estadio Seguro”, firmado entre la Confederación Brasileña de Futbol (CBF) y los ministerios de Justicia (MJSP) y Deporte (ME) en septiembre, tiene la intención de mejorar la seguridad en los estadios y arenas de futbol mediante el cruce de datos y la aplicación de tecnologías para verificar si el comprador de boletos para los partidos tiene órdenes de arresto pendientes, si hay impedimentos establecidos por el estatuto del hincha o si se utilizó documentación falsa, entre otras situaciones.

Desde entonces, DPL News ha solicitado a los ministerios y a la CBF detalles sobre el tratamiento de datos y las tecnologías que se utilizarán, los estadios donde se han implementado y los costos de inversión, pero hasta ahora no ha recibido respuesta. Es importante destacar que desde la firma, el proyecto “Estadio Seguro” ya está en vigencia con una duración de 60 meses, “pudiendo ser prorrogado mediante aditivo”, según indicó una nota del MJSP en ese momento.

Lee: ¿Quién es Telecall, el operador brasileño que busca competir en la subasta de espectro de Colombia?

A través de una nota técnica de la Agencia Nacional de Protección de Datos (ANPD), publicada el 10 de noviembre, las razones de la omisión son evidentes: el acuerdo firmado no detalla cómo se llevará a cabo el intercambio y cruce de datos para lograr los principales objetivos del proyecto, según evaluó el regulador en su revisión de los términos del acuerdo, que es de acceso restringido.

“Es importante observar que no fue posible diferenciar cuándo se comparten datos con el propósito de recapturar a personas con órdenes de arresto o para evitar la venta de boletos utilizando datos de personas fallecidas, combatiendo la reventa ilegal. Esta circunstancia lleva a la conclusión de que ocurren de manera simultánea y sin un análisis previo de cuál de los dos propósitos se está logrando“, señala la nota técnica.

Conflicto de intereses

El acuerdo establece que el control de los datos esté limitado al MJSP, pero el Ministerio designó como operadores a la Coordinación General de Inteligencia Penal, a la Dirección de Operaciones Integradas e Inteligencia y a la Secretaría Nacional de Seguridad Pública.

La Ley General de Protección de Datos busca establecer una clara separación de funciones entre el controlador y el operador para garantizar una gestión adecuada y responsable de los datos personales. Cuando ambas funciones están concentradas en la misma entidad, existe el riesgo de que la responsabilidad real no se distribuya correctamente, lo que podría afectar la protección y privacidad de los datos.

Te puede interesar: Telxius oficializa unión con Google en sistema de cable submarino Firmina

Reconocimiento facial en los estadios

El Allianz-Parque, estadio del club Palmeiras en São Paulo, desde enero de 2023 sólo permite la entrada de aficionados en días de partidos mediante reconocimiento facial.

“La entrada es personal e intransferible. En este sentido, el sistema adoptado por Palmeiras garantiza que el aficionado que ingresa al estadio sea el mismo que proporcionó su CPF (identidad) al comprar el boleto, lo que no sucede necesariamente cuando se utilizan boletos físicos o con códigos de barras, dada la posibilidad de pérdida, reventa u otras prácticas similares”, explicó el club a través de su asesoría.

Según Palmeiras, este sistema funciona no sólo como un factor de identificación del individuo, sino también como validación de los datos proporcionados por el titular. El club destaca que, cuando es solicitado por autoridades competentes, los datos pueden compartirse para fines de seguridad pública y que se almacenan en servidores externos y se tratan conforme a la Ley General de Protección de Datos (LGPD).