España insiste en política anti-Huawei; problemas para los operadores

Las condiciones de la convocatoria para las ayudas 5G Redes Activas del programa español UNICO impacta sobre la libre elección de los operadores de sus proveedores al apuntar que estos deberán cambiar a su costo los equipos de cualquier empresa que se considere de alto riesgo. Casi al unísono, la Comisión Europea justificó vetos a firmas chinas, lo que complejiza y limita la capacidad de acción de los operadores en el viejo continente.

En el Boletín Oficial, España publicó las bases del programa (ver aquí) que dispondrá de más de 500 millones de euros para desplegar en municipios de menos de 10 mil habitantes el equipamiento necesario en los servicios 5G. El programa es parte del plan de recuperación económica en clave TIC, en este caso con foco en áreas rurales. En la página 16 se establece la condición especial para la ejecución de propuestas:

Si una vez ejecutado el proyecto, el suministrador 5G seleccionado por el beneficiario es declarado de riesgo alto, el beneficiario deberá proceder a la sustitución del equipamiento de dicho suministrador por el de otro que no se encuentre en dicha situación, realizando a su coste el cambio del equipamiento que pudiese encontrarse ya instalado. Dicha sustitución se habrá de realizar en un plazo máximo de 24 meses, y siempre en un plazo inferior al que esté fijado por la legislación vigente en su momento”.

Relacionado: Faltan 3 mil millones de dólares para reemplazar a Huawei y ZTE en EE. UU.

Dos semanas atrás, la Comisión publicó una comunicado por el que respaldó la decisión tomada por ciertos Estados miembros de restringir o excluir completamente a Huawei y ZTE de sus redes 5G y están justificadas y en línea con la caja de herramientas, una suerte de lineamientos en los que se definieron eventuales riesgos de ciberseguridad en la implementación de la tecnología en los distintos países del bloque.

KZsb4v7pCNoRxnTklBt6qWxunjB4wPV5Xk 0Zs2IkQ4BmDDleYkkSPFF8gpN5TnGhIERP

La suma de hechos preocupa a los operadores. El primero en pronunciarse sobre el tema fue Deutsche Telekom, que a través de su CEO Timotheus Höttges, se mostró en desacuerdo con la postura de la Comisión Europea. Es que la firma alemana cuenta con una red 5G que cubre el 95 por ciento del territorio local y más de la mitad de sus equipos son Huawei, reportaron medios locales. En la misma línea, Telefónica podría tener que desembolsar unos 700 millones de euros para cambiar y adaptar a las reglas exclusivas la red local de O2, publicaron distintos portales.

Telefónica fue consultado por DPL News sobre el tema pero el operador declinó hacer declaraciones.

En el caso específico de España, la decisión tomada para el plan UNICO 5G Redes Activas genera problemas de competencia a Vodafone y Orange por la presencia de equipos potencialmente prohibidos en el futuro cercano, de acuerdo con Expansión.

El caso de reciente publicación se expone, de todas formas, como uno más en una lista que generará problemas de caja para operadores europeos y limitaciones en el desarrollo de su actividad, incluso en casos por reglamentos que sólo proponen escenarios posibles en plazos determinados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies