Ericsson presenta tres casos de uso 5G destacados en Brasil

Ler em português

¿Cómo monetizar 5G? Esta es la pregunta que se hacen los operadores ahora que están por implementar la red en Brasil, según Rodrigo Dienstmann, director General de Ericsson para el Cono Sur de América Latina.

En un encuentro con periodistas, el directivo abordó los tres casos de uso que más llamaron la atención de sus clientes latinoamericanos durante el Mobile World Congress 2022: FWA; aplicación industrial; y redes públicas 5G para nuevos modelos de negocio.

FWA

Para Dienstmann, la viabilidad técnica del FWA ya está probada. En Estados Unidos, por ejemplo, 43 por ciento de los accesos de banda ancha fija se basaron en FWA en el cuarto trimestre del año pasado.

En Brasil, las dudas que surgen son si hay mercado para los FWA, dada la pulverización de la fibra óptica a través de pequeños proveedores, y sobre el precio de los dispositivos.

El ejecutivo garantiza que todavía hay espacio para el FWA, incluso con el avance de la fibra, y en relación al costo, los estudios muestran que el precio de los dispositivos bajará considerablemente hasta 2025. Dienstmann también defiende que la tecnología podría ser subsidiada por el gobierno, ya que ayudaría a cerrar la brecha digital.

“Cuando hablamos de universalización, tenemos que poner este tema sobre la mesa. El costo de los CPE está cayendo, pero eventualmente podríamos usar algunos fondos públicos para acelerar esta depreciación en Brasil, porque tiene que ver con la inclusión digital”.

Recomendamos: FWA 5G puede ayudar a cerrar la brecha digital en América Latina: Ericsson

La expectativa es que se realicen algunos pilotos en los próximos trimestres, ya sea con la frecuencia milimétrica –26 GHz– o con la de 3.5 GHz. “Algunos operadores miran con más miedo los 3.5 GHz, porque buscan reservar para móvil, y otros lo ven como una oportunidad, porque usaban 3.5 GHz en un pueblo pequeño, donde no tienen tantos clientes, pueden utilizar la capacidad instalada para hacer FWA”.

Aplicación industrial

La segunda oportunidad es la aplicación industrial, como en fábricas, minas, puertos y agricultura. Eso es porque los operadores que compraron frecuencias en la subasta 5G, principalmente 26 GHz, quieren monetizar la red como privada.

“Mostramos unas soluciones tecnológicas muy interesantes para redes interiores, mostramos el ecosistema de socios, porque obviamente no es sólo poner 5G, hay que tener dispositivos y software”, explicó.

Y agregó que el movimiento entre operadores y empresas industriales en Brasil está avanzado, “en el sentido de prospección e interés de los clientes”, con muchos negocios que empezaron con LTE y ahora están migrando a 5G.

En el caso de las frecuencias sin licencia, el ejecutivo cree que todavía existe una oportunidad para que los operadores, ya sea como integradores o a través de centros de datos, servicio de operación, backhaul para transferir el tráfico a otro centro de datos.

Te puede interesar: Claro, Embratel y Ericsson desarrollarán soluciones 5G en São José dos Campos

“Pero si el cliente final (industria, granja, ferrocarril) quiere usar la frecuencia industrial y contratar independientemente del operador, Ericsson seguirá estando allí”. Dijo que la empresa no buscará ese mercado directamente, pero que está armando una red de integradores que los clientes finales podrán comprar e implementar.

Redes públicas

El tercer caso es utilizar redes públicas 5G para nuevos modelos de negocio. Un ejemplo comentado fue el caso de “un gran banco brasileño que podía cerrar un acuerdo con un operador –o con todos– para que cuando el cliente hiciera clic en el icono de su banco [en la aplicación], en lugar de que este tráfico salga por el Internet, salga a través de un segmento seguro que conectará punto a punto con el banco”.

Este tipo de negociación aún se encuentra en una etapa inicial porque el 5G independiente, necesario para la aplicación, aún no se ha instalado en Brasil. “A partir de julio, cuando se establezcan las primeras redes en las capitales, comenzaremos a hacer las primeras pruebas y algunos acuerdos de alcance limitado”.

A pesar de ser el uso más prometedor, en opinión de Dienstmann, debido a que es más simplificado, debería demorar más en convertirse en realidad.

Para el CEO de Ericsson, todas estas discusiones –sobre FWA, uso industrial y redes públicas para casos de uso diferenciado– respondieron a la pregunta de los operadores de cómo pueden beneficiarse del 5G, “esta es la gran preocupación de todos los operadores”.